Yarisley Silva aportó el primer oro del atletismo en Barranquilla

Con ejecuciones limpias, sin rozar la varilla en ninguno de sus tres intentos, la pertiguista Yarisley Silva conquistó la corona en el inicio del atletismo de los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, lid que, por lo visto, tendrá una gran competitividad entre varias naciones que quieren hacer temblar el tradicional dominio cubano, publica este lunes el diario Granma.

La Silva, quien venía de saltar 4.80 metros en Europa hace solo unos días, se presentó con enorme seguridad en el estadio Rafael Cotes, donde lideró una competencia sencilla y sin riesgos, pues su principal rival, la venezolana Robeilys Peinado falló temprano en sus tres oportunidades sobre 4.60 y dejó el camino despejado para el segundo título centroamericano de Yarisley.

La pertiguista pinareña aportó el primer título del atletismo en Barranquilla con un salto cómodo de 4.70 metros, récord para la competencia
La subcampeona olímpica Yarisley Silva demostró su calidad al estampar 4,70 m, nuevo récord para los Juegos./Foto:Granma 

Siguiendo la estrategia de su entrenador, Alexander Navas, la cubana arrancó en 4.40 para asegurar una marca, y metió más presión a la venezolana al superar los 4.60 en su primer intento. Luego de los errores de su contrincante, y con la medalla de oro en el bolsillo, Silva fue en busca de enterrar el récord de los Juegos (4.60) en su poder desde Veracruz 2014, y lo consiguió con un 4.70 impecable.

En zona mixta tras su éxito, la pinareña reconoció que ha mejorado muchísimo sus índices de efectividad en los últimos tiempos, lo cual le ha permitido regresar al entorno de su rendimiento más estable, sobre los 4.80 metros, marca que anhela mejorar en lo que resta de temporada. Por su parte, la también cubana Lisa María Salomón se llevó el bronce y dijo sentirse orgullosa de competir junto a la mejor pertiguista cubana de la historia.

Yarisley Silva rumbo a la gloria centroamericana
Fue ella su única rival esta noche y pese a eso se exigió para además de oro, volver a marcar récord para estas citas./Foto:Granma

Yarisley abrió el camino dorado de Cuba en Curramba la Bella, durante una jornada en la cual ella era la opción más clara de título, pues ni Jorge Yadián Fernández en el disco, ni la dupla de Yaritza Martínez y Elianis Despaigne en el martillo llegaron con pronóstico de campeones, teniendo en cuenta que algunos rivales presentaban marcas individuales superiores.

Y en efecto, el colombiano Mauricio Ortega se agenció el cetro en el disco con disparo de 66.30 metros, y Rosa Andreina Rodríguez mandó el martillo hasta los 67.91, registros que los cubanos no habían alcanzado en esta temporada. No obstante, Yadián (65.27) logró una meritoria plata, mientras Despaigne (64.40) y Martínez (61.44) terminaban en el segundo y tercer escaño, por ese orden.

«Es mi mejor marca del año y la competencia más grande que he tenido después de mi retiro temporal. Estuve entrenando muy fuerte en Matanzas con el preparador Orlando Pérez y un gran colectivo que me ayudaron y me alentaron para llegar hasta aquí. No me esperaba los 65 metros, pero salieron, a pesar de algunos errores técnicos que cometí en el trabajo con las piernas. Ahora hay que mirar adelante y pensar en dar un salto de calidad», precisó Yadián, quien reconoció la labor del anfitrión Ortega.

Por su parte, Despaigne y Martínez dijeron sentirse muy contentas con el resultado del martillo, el cual es fruto del sacrificio y la dedicación a los entrenamientos. Ambas coincidieron en alabar el impacto que tiene en su desempeño las figuras de Eladio Hernández, Yunaika Crawford y Yipsi Moreno, quienes son ejemplo y las impulsan para poner el nombre de Cuba en alto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *