Rechazan declaraciones injerencistas de EE.UU.

La República Bolivariana de Venezuela repudió, este viernes, el comunicado emitido por el Departamento de Estado norteamericano, que pretende juzgar los resultados de las elecciones presidenciales del 22 de abril.
Las autoridades venezolanas denunciaron en un comunicado a traves de su cancillería a la administración supremacista, xenófoba, racista y guerrerista de la Casa Blanca.

Washington pretende empañar la voluntad del pueblo venezolano a decidir su destino sin injerencia ni tutelaje.

El Departamento de Estado , se arroga una atribución que ningún pueblo le ha otorgado para calificar y prejuzgar los resultados de un proceso electoral que no ha ocurrido.
La víspera, la dependencia gubernamental estadounidense criticó en un texto la decisión del Consejo Nacional Electoral de realizar los comicios presidenciales el 22 de abril.

La normativa da cumplimiento con el decreto aprobado por la Asamblea Nacional Constituyente de adelantar la liza para antes el primer cuatrimestre del año.
Según el departamento norteamericano de Estado el anuncio fue unilateral y el proceso electoral y democrático NO poseerá garantías de que sea libre, justo y con validación internacional.

El pueblo venezolano decidirá su futuro

Washington amenazó con más medidas contra el pueblo venezolano y reiteró su apoyo a la derecha nacional.

La oligarquía en Venezuela protagonizó el año pasado un plan violento de golpe de Estado con un saldo de más de 120 personas muertas, miles de heridos y daños millonarios al patrimonio del país.
En ese sentido Rusia y China se sumaron a la ola de rechazo que han tenido las palabras del secretario de Estado de norteamericano, Rex Tillerson.

Moscú y Beijing condenaron la posibilidad de que militares participen en el derrocamiento del actual presidente venezolano, Nicolás Maduro.
Al decir del analista y sociólogo, Atilio Boron, Washington está tensando la cuerda para tornar inevitable una “solución militar” en Venezuela.
Fue por eso que Tillerson recorrió 5 países latinoamericanos y caribeños, en un esfuerzo para coordinar a nivel continental las acciones de lo que bien podría ser el comienzo de un asalto final contra la patria de Bolívar y Chávez.
Y enfatiza Atilio, “como una vez dijera José Martí, en Venezuela está llegando “la hora de los hornos y no se ha de ver más que la luz.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *