Menú

Un preso político en Brasil: Luiz Inácio Lula da Silva

Un preso político en Brasil: Luiz Inácio Lula da Silva
¿Es Lula un preso político?

El proceso judicial en Brasil contra el líder del Partido de los Trabajadores Luiz Inácio Lula Da Silva se inscribe en el marco de la arremetida de de derecha internacional  y las oligarquías nacionales contra los gobiernos progresistas en América Latina.

El caso Lula tuvo como preámbulo el golpe parlamentario- judicial contra la presidenta Dilma Rousseff, quien cometió el ¨pecado¨ de iniciar un proceso contra la corrupción extendida en la clase política brasileña.

Los corruptos se protegen

Esa clase política se alió con el putrefacto sistema judicial para sacar de la primera magistratura a Dilma bajo la acusación de violar las normas fiscales para maquillar las finanzas del país.

Ese mismo foro parlamentario bloqueo la investigación contra  el mandatario de facto Michel Temer cuando fue acusado de liderar una “organización criminal” para expoliar el presupuesto del país por 190 millones de dólares.

La investigación forma parte de una gigantesca saga corrupta que ha salpicado a los principales partidos brasileños. Temer sobornó a los miembros de la Cámara de Diputados con la aprobación de millonarios presupuestos para sus respectivos estados.

El Golpe de Estado contra Dilma fue una ¨jugada intermedia¨  para conseguir su objetivo principal: encarcelar a Lula para sacarlo de la contienda electoral de 2018.

Al respecto, líderes de la izquierda continental han señalado:

“El testimonio de un corrupto no puede ser prueba de nada. Lula da Silva es un preso político. Todos lo saben, aunque algunos lo justifiquen por su odio. La venganza de las burguesías nos está retrocediendo décadas. Sus partidos más poderosos: el mediático y el judicial”, denunció el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, en su cuenta de Twitter.

Seguidores asisten al lanzamiento nacional de la precandidatura a la Presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva en Contagem, Minas Gerais

Seguidores asisten al lanzamiento nacional de la precandidatura a la Presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva en Contagem, Minas Gerais . Foto EFE

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, destacó que una “elección sin Lula es fraude”, por los comicios presidenciales de octubre próximo, en los que el ex mandatario es el favorito indiscutido, y sentenció que su condena de “cárcel sin juicio justo y sin pruebas es delito”.

“Brasil sufre el peor golpe contra su democracia. Movilizados los pueblos de Latinoamérica denuncian el más grave atentado de injusticia perpetrado por derecha pro imperialista ante los ojos del mundo”, agregó el presidente boliviano en Twitter.

La Cancillería cubana apuntó “Al encarcelar a Lula se aspira a revertir los progresos y conquistas sociales de los gobiernos del Partido de los Trabajadores, entre ellos el haber sacado de la pobreza a millones de brasileños”, denunció la Cancillería cubana en un comunicado.

El pasado 8 de junio Lula lanzó su precandidatura. En emotiva carta leída por Dilma Rousseff, el líder del PT reiteró su inocencia y el compromiso de su candidatura. En ese momento surgió una propuesta de un juez del Supremo Tribunal Federal, según la cual Lula podría obtener su libertad si renunciaba a ser candidato. Es una propuesta que confirma que se trata de un preso político.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *