TIC en Cuba: cultura digital para la participación

En la red de redes se habla – desde hace ya algunos años- sobre el llamado Homo Cibernéticus, una manera casi humorística de identificar a todas las personas que utilizan habitualmente tarjetas de banco, teléfonos móviles, computadoras, Internet. O sea, a todos los que vivimos  el desafío cultural que significa la expansión de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

El llamado momo cibernéticus está modificando muchos de sus hábitos sociales. Foto: Internet
El llamado Homo cibernéticus está modificando muchos de sus hábitos sociales. Foto: Internet

En este contexto, los entornos cotidianos cambian. Si no, pensemos -por ejemplo- en muchos de los parques de esta nación caribeña. Antes, eran áreas de juego o lugares para el encuentro –digamos físico- entre amigos. Hoy se han convertido en espacios públicos de conexión inalámbrica o WIFI, donde buena parte de los intercambios se da en el entorno digital.

Muchos parque en Cuba son en la actualidad puntos de acceso público a Internet.
Muchos parques en Cuba son en la actualidad puntos de acceso público a Internet.              Foto: Juventud Rebelde

Y esta puede ser una realidad cada vez más frecuente. De hecho, 2017 marcó la expansión del acceso a Internet en Cuba. Por solo citar un dato interesante: se produjeron a diario 250 000 conexiones a través de más de quinientos puntos de acceso público en todo el archipiélago.

Los datos más recientes ofrecidos por la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A.  (ETECSA) a CubaTV confirman 135 000 accesos diarios al portal de gestión Nauta y más de 300 000 conexiones diarias en estos momentos.

En 2017, fuimos también la nación de mayor crecimiento en dos categorías de conectividad digital: por un lado, presencia en redes sociales —con más de 2,7 millones de nuevos usuarios- y por otro, uso de móviles para acceder precisamente a Facebook, Twitter, Linkedin.

Hay que destacar además, el impacto de los Joven Club de Computación y Electrónica, la paulatina ampliación del servicio Nauta Hogar, las posibilidades de la Banca Electrónica y los resultados de la Universidad de Ciencias Informáticas, que ha promovido la industria cubana del software.

Para 2018, la informatización de la sociedad cubana continúa como prioridad. De hecho, ETECSA anunció la apertura del servicio de datos móviles.

Crecen las oportunidades y también los retos. Por ejemplo, hay que impulsar las iniciativas para que los adultos mayores puedan participar –cada vez más- de las transformaciones tecnológicas, un punto muy importante si recordamos que Cuba en 2025, será el país más envejecido de América Latina.

Urge mantener el acento en la cultura digital, que trasciende el hecho de saber cómo se utiliza el móvil o la computadora. Son valores, prácticas, expectativas que nos ayudarán por ejemplo, a posicionar y escoger contenidos de calidad dentro del complejo ecosistema de Internet y también a tomarnos muy en serio el asunto de la seguridad informática.

Las tecnologías – recuérdelo siempre- son más que artefactos. Se trata de procesos sociales, vinculados a valores políticos, económicos, culturales.  Por eso, abren nuevos espacios de participación si las incorporamos a nuestra vida de manera  creativa,  responsable y sobre todo, crítica.

 

 

Compártelo...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Un comentario sobre “TIC en Cuba: cultura digital para la participación

  • el 8 febrero, 2018 a las 8:57 am
    Permalink

    Ante de todo muchas gracias por permitir que llegue su artículo a este sitio digital, donde lo cubanos no tienen mucho acceso, pero si algunos pueden hacer su comentarios.
    La informatización de Cuba, es una tarea bastante difícil, por el abandono que sufrió en un tiempo, pero más por las prohibiciones de muchas resoluciones que pesan mas que la ley, y sumando el bloqueo económico que tiene nuestro país.
    Cuba, tiene muchísimo talentos capaz de realizar una informatización aun mas rápida de la que está aplicando ETECSA, única empresa de telecomunicación, y lo que digo no es para quitarle este protagonismo a esta empresa, si no para que está, ponga en función todos esos talentos y el proceso se vea mas rápido.
    No sabemos si por política del estado o por que etecsa no quiere perder dinero, pero el precio de esta informatización es bastante caro, y lo estamos pagando los usuarios mayoritarios que es el cubano, y este sabe sacar cuenta, y los ingresos de etecsa estan muy por encima de otras empresas, la cual se pude sustentar sola.
    Etecsa tiene que acabar o el estado de liberar los negocios de la comunicación, poner en función las redes particulares, y digo esto porque es posible, siempre controlada por etecsa, sería un gran avance, y si estamos en el 40 %, utilizando estas redes que son mas protegida que la misma de etecsa, con su reglamentación muy estricta, entonces seria un 70% de la población.
    La comunicación es un sistema o una vía por donde llega muchas información del enemigo, es verdad que tenemos que controlarla, pero esto no quita que no llegue la información, y por este concepto atrasar el desarrollo de una sociedad, tenemos que ser capaces de estar preparado para enfrentar el enemigo desde cualquier frente, y esta es la guerra que se nos avecina y para eso tenemos que utilizar todas las potencialidades que tenemos y esa son los jóvenes que tenemos preparados y que algunos por no decir casi todos están trabajando es lugares que no tiene nada que ver con sus prefiles.
    Es hora de empezar a realizar un banco de necesidades y que nos solo el personal preparado en etecsa, tenga que dar solución a los problemas y necesidades de nuestro país, hay que utilizar todas las vías, porque hasta de un niño se aprende.
    muchas gracias

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + dos =