Menú

Terremoto en la Casa Blanca

Terremoto en la Casa Blanca

Tras la repentina salida de de la Casa Blanca, luego de ocupar durante más de un año el cargo de secretario de Estado, los medios de comunicación en Estados Unidos se preguntan quiénes serán los próximos funcionarios a los que despedirá el presidente Donald Trump.

El caso de , quien mantenía serias diferencias con Trump, es el segundo máximo directivo de la Casa Blanca actual en renunciar o ser despedido desde la semana pasada, tras los pasos del principal asesor económico del presidente, Gary Cohn.

Y la partida de Cohn siguió con fuerza a las renuncias de la directora de comunicaciones de la Casa Blanca, Hope Hicks, y de Josh Raffel, un confidente de Jared Kushner e Ivanka Trump.

Además, John McEntee,asesor personal de Trump, fue despedido este lunes por problemas con su permiso de seguridad.

Y también Steve Goldstein, subsecretario de Estado para Asuntos Públicos, quien emitió un comunicado este martes , donde decía que desconocía la razón por la que había sido despedido.

Crecen las especulaciones

Algunos medios locales se animaron este miércoles a anticipar quienes podrán continuar el camino de los mencionados anteriormente.

Jeff Sessions, Secretario de Justicia.

Jeff Sessions, Secretario de Justicia. Foto The Whashington Post

En primer lugar está Jeff Sessions, secretario de Justicia al que Trump atacó públicamente en reiteradas ocasiones por las investigaciones sobre el Rusiagate.

Le sigue David Shulkin, secretario de Asuntos de Veteranos que, no solo malversó el dinero de los contribuyentes en un viaje a Europa el año pasado, sino que también está sobrellevando un mordaz informe del inspector general sobre un centro de veteranos en Washington DC por mala administración.

Si bien está en la cuerda floja, esta semana la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que Shulkin estaba haciendo un ‘gran trabajo’.

Más atrás está H.R. McMaster, asesor de Seguridad Nacional que mantiene algunas diferencias con Trump. Algunos rumores aseguran que se está buscando cómo hacer que McMaster vuelva al ejército para sacarlo de la Casa Blanca.

Se suma a la lista Ryan Zinke, secretario de Interior que recibió, la semana pasada, una serie de críticas en la prensa cuando se supo que su departamento había pagado 139.000 dólares para reemplazar las puertas de su oficina.

La lista de posibles despedidos no termina

Otro nombre es el de Scott Pruitt, director de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés), que protagonizó un escándalo a inicio de este año cuando se supo que volaba regularmente en primera clase y se alojaba en hoteles de alto nivel, gastando más que sus antecesores en el cargo.

Pruitt había llamado a Trump un ‘recipiente vacío’ en 2016.

En la lista aparece también Ben Carson, secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, que compró, y luego canceló, un juego de comedor de 31.000 dólares para su oficina de trabajo.

En el caso de John Kelly, secretario general de la Casa Blanca, hay cada vez más rumores sobre la mala relación que tiene con Trump y, lo que es más importante, con Jared Kushner e Ivanka Trump.

Los últimos dos nombres que se mencionan son el de Betsy DeVos, secretaria de Educación que vivió un momento de tensión y terminó fuera de sí en una entrevista en el programa ’60 Minutes’, y el de Jim Mattis, general retirado conocido como ‘Mad Dog’, muy cercano a y Kell.

(Con información de agencias)

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *