Temporada ciclónica 2018: ¿cómo interpretar su pronóstico?

En la actualidad es frecuente que escuchemos hablar sobre diversos tipos de pronósticos, algunos de ellos, muy exactos. Así sucede con los que revelan cuándo ocurrirán fenómenos naturales, como los astronómicos. En esos casos se conocen todas las variables del proceso y, a partir de la Física y la Matemática, los científicos obtienen sólo una respuesta. Un buen ejemplo son los eclipses de Sol o de Luna, de los que se anuncia hasta la hora en punto en la que van a ocurrir.

Pero existen otros procesos naturales influidos por numerosos factores, que aun representan una incógnita para la ciencia. Por eso, casi siempre se obtiene un pronóstico, de mayor o menor certidumbre. Ocurre por ejemplo, en la medicina.¡Cuántas veces hemos dicho que en biología  dos más dos no siempre es cuatro! Esta idea pudiera aplicarse también a los fenómenos  meteorológicos, en particular a los huracanes.

Como es un tema muy sensible para los cubanos, por lo general estamos pendientes del momento en que se da a conocer cuán activa será una temporada. Pero ¿cómo interpretar de manera correcta ese pronóstico?

Que hablemos de una etapa poco activa, normal o con mucha actividad es sólo una estimación sobre el modo en que las condiciones meteorológicas pueden generar una mayor cantidad de huracanes, en comparación con un año normal. Pero lo más relevante es si esos fenómenos van a afectar al país.

Por ejemplo, la temporada ciclónica de 1963 no fue activa. Apenas se formaron nueve ciclones tropicales. Sin embargo, huracanes como el Flora provocaron graves daños en el Caribe y en Cuba, de manera particular.

En cambio, el año 1995 registró un total de 21 sistemas de bajas presiones pero ninguno cruzó por nuestro país.

A pesar de los avances científicos, aún es muy difícil saber con meses de antelación si un ciclón tropical pasará o no por un área determinada. Así que ante la incertidumbre,  la mejor actitud, como señalan los expertos, es estar preparados siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *