Menú

Tarifazo de Macri divide a la clase política argentina

Tarifazo de Macri divide a la clase política argentina

Intensa madrugada vivió la política argentina. A las 3 de la mañana apagaron las luces en el salón del senado, hasta esa hora duró el debate que terminó en la aprobación de la aprobación de la Ley de Emergencia Tarifaria que retrotrae los precios de los servicios de salud y agua a los números de noviembre de 2017, y prohíbe su actualización por encima del índice de variación salarial hasta 2019. Es un duro golpe para el gobierno de Mauricio Macri. No obstante, no demoró mucho la reacción. Cinco horas después, cuando aún no habían dormido los senadores, salió el jefe de gabinete del presidente, “Buenos días, ya la ley está vetada”, así recibió a los periodistas en la Casa Rosada.

¿Por qué es un problema tan serio el tema de las tarifas?

La suma del aumento en gas y electricidad pasó de representar un 1,4 por ciento, del promedio salarial para ser hoy un 7,4 por ciento. Para entenderlo con otros números, en los últimos dos años, previo al último tarifazo, el gas tuvo un aumento de Mil 157 por ciento, la electricidad un 371 por ciento y el agua un 480 por ciento.

Pero no solo tarifas de energía, gas y agua incrementadas de esta manera astronómica

Los productos de la canasta familiar aumentan de modo exorbitante. Dígase, las facturas carísimas, y la comida incrementando sus precios, en ese país uno de los principales productores de comida del planeta, el granero del planeta. El problema se enreda porque la gente tiene los mismos salarios, la inflación crece, y el gobierno quita subsidios en estos servicios pasando esa carga a los ciudadanos de a pie.  Los más afectados son los que pusieron a Macri en el poder: la clase media. Para Cambiemos, la formación política oficialista, ha sido difícil conseguir aliados. 37 senadores aprobaron la ley, frente a 30 en contra, aunque ya la vetaron.

Dice el gobierno que el Senado interfiere en decisiones del estado y que no corresponde a ellos poner tarifas

No obstante, son los representantes elegidos los que en mayoría han votado respondiendo a las protestas que en reiteradas ocasiones han poblado las calles de la ciudad capital en contra de estos aumentos que hacen insostenible el costo de vida. Con razón la economía sufre la retracción del consumo, cuyo dinamismo es tan importante para que todo marche. La Corte Suprema pone límites en las tarifas, y advierte claramente, los precios deben ser proporcionales a los ingresos de los usuarios. La idea es no subsidiar, pero como recordó Cristina Fernández de Kirchner en su picante y larga intervención en el Senado, lo que se convirtió en una lección de economía e historia reciente, los subsidios no se han acabado, lo que pasa es que dejan de subsidiar a las personas, y les cobran a ellas el subsidio para que las grandes empresas sean rentables.

En este contexto de conflicto, incluso con la oposición más cercana al gobierno, Mauricio Macri se enfrenta ahora a su segundo veto como Presidente.

El primero había sido cuando se aprobó la ley antidespidos, que impedía las desvinculaciones por un año e imponía una doble indemnización… Rogelio Frigerio, el jefe de gabinete dijo sin que le preguntaran al final del encuentro matutino con la prensa, Cambiemos ganará en 2019, dice como quien quiere reafirmarse en una decisión rechazada por las grandes mayorías. Vetada la ley, es imposible ponerla en práctica, y crece el enfrentamiento entre ejecutivo y legislativo, cuentan los cronistas del diario Pagina 12 que mientras tanto los más afectados son los mismos, como en las protestas cuando salieron a la calle con velas en las manos, todos ellos siguen a media luz.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *