Tailandia: Los 12 niños futbolistas y su entrenador son rescatados

En Tailandia, los 12 niños y el entrenador del equipo de fútbol “Jabalíes Salvajes” fueron rescatados este martes de la cueva, donde permanecieron 18 días atrapados luego que lluvias torrenciales inundaran esa red subterránea. A pesar de que inicialmente se evaluó que el grupo atrapado podría quedarse en la cueva durante cuatro meses, los esfuerzos de los equipos de rescate permitieron culminar exitosamente la misión en tres días. En la primera operación, durante la cual fueron evacuados cuatro niños, participaron diez rescatistas.

Cada uno de los menores fue acompañado por dos buceadores, mientras que dos rescatistas más estaban de reserva. El operativo duró aproximadamente diez horas. El camino desde la cueva hacia la salida, que es de 3,2 kilómetros y está lleno de agua turbia y pasadizos estrechos, lo recorrieron los buceadores más rápido de lo planeado.

Este martes, cuando se dio la noticia de que todos estaban finalmente fuera de la cueva, quedaban allí solo cuatro personas, todos parte del personal militar tailandés, incluido un médico, que permanecieron con los niños y su entrenador durante los últimos días, publica este martes Cubadebate.

La operación de rescate, que en total reunió a más de mil personas y tomó 18 días, requirió la pericia de decenas de buzos.

La fase final del operativo de extracción comenzó poco después de las 10.00 a.m. (Hora local) del martes, cuando 19 buzos partieron hacia la remota gruta donde estaban los últimos cuatro miembros del equipo de fútbol y su entrenador.

“Los 12 niños y el entrenador están fuera de la cueva. Todos están a salvo. Ahora estamos esperando dar la bienvenida a nuestros hombres rana”, se podía leer esta mañana en la página de las Fuerzas Especiales de la Marina tailandesa en Facebook.

Durante el domingo y el lunes, unos cien buzos, personal médico y equipo de apoyo evacuaron a los primeros ocho miembros del equipo de fútbol. El operativo implicó guiar a los niños, con escasas habilidades, a través de pasajes llenos de aguas revueltas.

En algunos puntos, las grietas bajo agua por las cuales debían pasar permitían a duras penas acomodar a un cuerpo humano, relató el gobernador de la provincia de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn, responsable máximo del operativo de rescate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *