Menú

¿Por qué está paralizada la zafra azucarera en Granma?

¿Por qué está paralizada la zafra azucarera en Granma?

El Segundo Secretario del Comité Central del Partido, José Ramón Machado Ventura, se reunió en la provincia de Granma con los principales directivos del sector azucarero y agrícola. La actual situación climatológica mantiene paralizada las labores fabriles de la producción de azúcar, pero se ponen en práctica estrategias para dar continuidad al proceso más adelante.

La zafra azucarera está paralizada en la provincia de Granma. Dos centrales molieron hasta hace pocos días, el Enidio Díaz de Campechuela, y el Arquímedes Colina de Bayamo.

Las lluvias mantienen inundadas las áreas previstas para el corte. La situación es inusual para esta época del año. Otras tres industrias esperan el cambio de tiempo para incluir la contienda. Así lo pudo comprobar durante un recorrido por el territorio el segundo secretario del Comité Central del Partido, José Ramón Machado Ventura, junto a las autoridades granmenses.

Los especialistas tendrán que replantearse las estrategias en cada uno de los centrales y esperar con el único propósito de lograr molidas con cierta estabilidad en la producción de azúcar.

No sólo las lluvias afectaron también los altos índices de roturas, por lo que los granmenses planean trabajar en otras direcciones como el drenaje de caminos, el alistamiento de la maquinaria y la siembra.

En cuanto mejoren las condiciones comenzará el corte manual. Los azucareros aseguran que no renunciarán a sus planes.

También el vicepresidente cubano recorrió áreas de cultivos varios y visitó a uno de los mejores campesinos del país: Ricardo Serrano. El ingeniero agrónomo devenido campesino destacado explicó el vínculo de su finca La Victoria con la Universidad de Granma, y sus resultados en la producción de semillas certificadas de frutales. La agricultura, particularmente el tomate y el tabaco sufren daños con las actuales lluvias. La zafra continuará su curso aunque para ellos se extiendan los plazos habituale

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *