Son 94 los fallecidos identificados por Medicina Legal

Poco después de las siete de la noche del viernes las autoridades del Ministerio de Salud Pública informaron que han sido identificadas 94 de las 110 víctimas inmediatas del avión Boeing 737-200 que se estrelló hace una semana en esta capital.
De los 94 identificados, 58 pertenecen a Holguín, provincia oriental en la que residía más de la mitad de los fallecidos en el siniestro; 16 a La Habana, dos a Granma, dos a Santiago de Cuba, dos a Matanzas, uno a Las Tunas y dos al municipio especial de Isla de la Juventud.
Los 11 restantes eran extranjeros; seis tripulantes y cinco pasajeros: dos argentinos, dos saharauis y una mexicana.
En el día de hoy se completó la identificación de los ciudadanos extranjeros con el reconocimiento de la aeromoza María Daniela Ríos Rodríguez, para lo cual fue necesario solicitar la información dental a su país de origen.
El Dr. Sergio Rabell Piera, director del Instituto de Medicina Legal, valoró que el trabajo de los peritos ha sido intenso, pues las víctimas tenían múltiples traumatismos y muchas de ellas estaban calcinadas, por lo cual resulta “casi imposible” obtener otro tipo de información identitaria de los cuerpos.
Especificó que en el caso de los extranjeros, se les han realizado las pruebas de ADN a todos, mientras que a los cubanos solo a aquellos casos en que por la complejidad del estado de los cuerpos y la ausencia de signos identitarios, como tatuajes y cicatrices, ha sido necesario.
Jorge González Pérez, doctor en Medicina Legal, en anteriores comentarios a la ACN señaló la importante colaboración de las familias, quienes, aun en medio del dolor, han hecho todo lo posible por ayudar a identificar a las víctimas.
Con este nuevo adelanto, solo queda un reducido número de víctimas por encontrarles sus identidades, lo cual demuestra la efectividad del trabajo que desde el Instituto de Medicina Legal se realiza por el equipo multidisciplinario, sentenció González Pérez.
De los 113 que viajaban en el avión siniestrado, 112 han fallecido como consecuencia del accidente del pasado 18 de mayo, cuando el Boeing 737-200 de la compañía mexicana Damojh, rentado por Cubana de Aviación, se precipitó a tierra instantes después de su despegue del Aeropuerto Internacional José Martí.
Entre los que perecieron, 101 eran cubanos, a quienes se suman los seis miembros mexicanos de la tripulación y cinco pasajeros foráneos -dos de ellos residentes en el país.
Solo queda una sobreviviente del accidente, en estado crítico extremo, la cual es atendida en el Hospital General Universitario Calixto García.
Con información de Cubadebate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *