Impeachment contra Trump invade Nueva York

Desde el lunes 27, las pantallas publicitarias de Times Square, en Manhattan, invitarán cada hora durante diez minutos a los transeúntes a firmar una petición para destituir al presidente de EE.UU.

La semana pasada, seis demócratas en la Cámara de Representantes, incluidos dos miembros del Comité Judicial, presentaron sus propuestas de destitución de Trump.
Donald Trump tiene uno de los niveles de aceptación más bajos de la historia de EE.UU.

Más de 350.000 personas caminan cada día a través de Times Square, una de las zonas peatonales más concurridas del mundo. La plaza aún atraerá a más gente en las vísperas de la Navidad y en Nochevieja, cuando hasta un millón de personas se congregarán en el lugar para asistir a la cuenta atrás de fin de año.

Desde el próximo lunes 27, todas estas personas podrán ver, cada hora durante diez minutos, unos carteles publicitarios digitales encargados por Tom Steyer, un multimillonario donante del Partido Demócrata.

La publicidad muestra una imagen del presidente Donald Trump reclamando su destitución, animando a los viandantes a visitar el sitio web needtoimpeach.com, donde pueden firmar una petición al Congreso para que abra un proceso político contra el jefe de Estado norteamericano.

“Estamos colocando un par de grandes carteles publicitarios en Times Square pidiendo la destitución del presidente”, explicó a Bloomberg Politics el propio Steyer, quien ha invertido 20 millones de dólares en esta campaña. En su opinión, es “un gran problema para los estadounidenses que nadie defienda lo que piensa la abrumadora mayoría de ellos”.

No es la primera vez que Steyer, quien ganó su fortuna en el negocio de los fondos de cobertura, invierte parte de su fortuna en intentar concienciar a la población estadounidense sobre los peligros que representa Trump. El pasado mes de octubre, financió una campaña de anuncios televisivos en la que acusaba al mandatario de estar empujando al país hacia una guerra nuclear. Cuando el gobernante tuvo conocimiento de estos, arremetió duramente contra Steyer a través de su cuenta de Twitter: “Es un loco y está totalmente desquiciado”, escribió el republicano.

Aunque más de dos millones y medio de personas han firmado hasta el momento la petición de destitución, algunos dirigentes del Partido Demócrata señalaron a Steyer que su campaña solo distrae al público de la estrategia general del partido. “Parece como si los funcionarios electos no creyeran que este es el momento apropiado o que pensaran que no sería tácticamente inteligente hacerlo”, comentó el multimillonario.

Muchos detractores de Trump han pedido su destitución prácticamente desde el principio de su mandato, acusándolo de haberse confabulado con Rusia o de violar algunas bases constitucionales, sin que, de momento, hayan presentado evidencias claras de estos supuestos delitos.

La semana pasada, seis demócratas en la Cámara de Representantes, incluidos dos miembros del Comité Judicial, presentaron sus propuestas de destitución de Trump. Alegaron que un total de cinco actos del presidente merecen un juicio político, incluido su despido del antiguo director del FBI, James Comey.

 

Compártelo...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Once − tres =