¿Será que en Estados Unidos la enajenación se canaliza a través de tiros?

Este sábado ocurrió algo en el Senado de la Florida que nos da una idea de los intereses que se mueven en torno a la posesión de armas en Estados Unidos. Los legisladores estaduales aprobaron una medida que prohibía por dos años el uso del rifle AR-15, el arma usada en la reciente matanza en una escuela el pasado 14 de febrero, y un rato después, el mismo día, el mismo Senado echó hacia atrás la ley.

¿Cuántas presiones y dinero se movieron en cuestiones de minutos? No es difícil de imaginar. Ahora bien, ya sabemos que hay un debate sobre el tema en el país norteño, conocemos también los intereses y organizaciones que presionan de uno y otro bando, pero quiero plantear otra interrogante y reflexionar al respecto ¿Solucionaría el problema solamente la prohibición de las ventas de armas? ¿Ese es el único origen y la solución de este asunto que ha cobrado tantas vidas a lo largo de esa nación?

En varias naciones, con más o menos requisitos, un ciudadano puedo adquirir un arma y no por eso se registran estos escándalos de violencia y matanzas en las escuelas. Entonces ¿No habrá otros resortes sociológicos? ¿No tendrá que ver la enajenación que sufre esa sociedad? Recordemos uno de los documentales de Michael Moore sobre el tema, en el cual el cineasta reflexiona al respecto y llega a una conclusión interesante: el origen del fenómeno es el miedo, la sociedad estadounidense ha ido desarrollándose siempre con la presencia de ese factor, y las estadísticas le dan la razón a Moore, según encuestas, casi el 70 por ciento de las personas que en ese país compran un arma lo hacen para protegerse y casi el 60 por ciento reconoce que todos los días sale armado a la calle; pero entonces de aquí se desprende otra arista ¿protegerse de qué y de quien? Yo me pregunto, en una sociedad sin violencia, en una sociedad armónica ¿sus ciudadanos sentirán una necesidad tan imperiosa de protegerse?

La sociedad estadounidense no solo está influida por el miedo, también por la violencia y la intolerancia, que en determinadas áreas se muestra con más fuerza y preocupación. Si somos capaces de unir varios fenómenos lo veremos con más claridad, fíjense, tiroteos en las escuelas, asesinatos de afrodescendientes a manos de policías, aumento del número de grupos xenófobos y extremistas, aumento también de las organizaciones que se protegen de esas bandas radicales, el gravísimo problema de bulling que se vive en los centros escolares de Estados Unidos, los altos niveles de abuso sexual en el ejército, un presidente como Bush capaz de defender públicamente la tortura, los morbosos crímenes de los soldados en otros países, las constantes guerras bajo cualquier pretexto que Washington impulsa y como manipula a la opinión pública para lograr su apoyo, eso importante, porque también es odio que se coloca en las mentes de las personas.

No hagamos más larga la lista, es suficiente para por lo menos reflexionar en la cultura de violencia que persiste en ese país. En algunos países la enajenación escapa a través del suicidio ¿Será que en Estados Unidos se canaliza a través de tiros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *