Senado de EE.UU. aprueba mayor reforma fiscal desde 1986

El Senado de EE.UU. aprobó en la madrugada de este sábado el proyecto de ley del Partido Republicano para reescribir el código tributario estadounidense, lo que constituye la mayor reforma fiscal en 30 años.
La Ley de Empleos y Reducción de Impuestos obtuvo 51 votos a favor 49 en contra. El Senador Bob Corker fue el único republicano que votó en contra del proyecto. Se prevé que el polémico proyecto sea ley antes de fin de año, lo que lo convertiría en la primera pieza legislativa importante que la Administración Trump ha podido aprobar en el Congreso.

La reforma prevé simplificar el Código de Rentas Internas de 1986, alterando de manera efectiva la tasa de impuestos para individuos y empresas. El proyecto de ley también exige la eliminación de varias deducciones fiscales. De esta manera, la medida presupone cambios en la llamada tasa corporativa, la provisión de beneficios para las parejas casadas y la reducción del número de tramos fiscales.

El presidente Trump ha celebrado la aprobación de la reforma por el Senado. “Estamos un paso más cerca de ofrecer recortes tributarios masivos para familias trabajadoras en todo Estados Unidos”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter y agregó que espera firmar el proyecto final antes de la Navidad.

El pasado septiembre, Trump anunció su plan de modificar el código tributario. El mandatario manifestó que el “obsoleto, complejo y extremadamente pesado código fiscal” actual obstaculiza la recuperación de la economía estadounidense.

De acuerdo con el mandatario, su reforma impositiva, que incluirá los mayores recortes de impuestos en la historia del país, creará un código más simple, que estimule el crecimiento económico y haga que las compañías estadounidenses se vuelvan más competitivas.

Según la reforma aprobada, la tasa corporativa será reducida del 35 % al 20 %. Además, la medida contempla limitar los actuales 7 escalones del impuesto sobre la renta a solo 3, del 12 %, 25 % y 35 %, aunque el Congreso podrá reservarse el derecho de subir las contribuciones de los ciudadanos con mayores ingresos.

Asimismo, el proyecto prevé un impuesto único del 12 % sobre las ganancias extraterritoriales acumuladas de las empresas multinacionales en efectivo, y el 5 % para las que no son en efectivo.

Sin embargo, el plan tributario republicano ha recibido mucha crítica. Varios expertos indican la reforma beneficiaría desproporcionadamente a los más ricos, al tiempo que agregaría al menos 1,5 billones de dólares en recortes de impuestos al déficit a lo largo de la próxima década.

En sentido general, los demócratas rechazaron la propuesta porque sostienen que beneficia fundamentalmente a las personas de altos ingresos, contrario al argumento de Trump y su fuerza política de que la más favorecida sería la clase media.

La propuesta legislativa también elimina además un mandato clave de la reforma sanitaria de Barack Obama: las penalizaciones para aquellos estadounidenses que no contraten un seguro médico.

“Todas las afirmaciones de que los recortes de impuestos para los ricos y las corporaciones se pagarán por sí mismos no eran correctas. Es hora de que mis amigos republicanos admitan su error y se sinceren con el pueblo estadounidense”, afirmó el líder de la minoría, Charles Schumer.

El partido azul también condenó la falta de transparencia con la que se elaboró el documento de casi 500 páginas, el cual fue publicado solo unas horas antes de la votación, con notas manuscritas en los márgenes y algunas partes tachadas, según fotos que compartieron en las redes sociales.

Ni la premura ni los análisis de organismos independientes que contradicen los cálculos de los promotores de la medida fueron suficientes para evitar que recibiera la luz verde, en lo que algunas fuentes vieron como un intento desesperado por obtener a toda costa una victoria legislativa importante.

Hasta el momento un éxito de este tipo les había sido esquivo a Trump y los republicanos, pese a tener mayoría en las dos cámaras del Capitolio, por lo que el triunfo podría darle respiro y fuerzas a una administración en la cual destacan  los escándalos y las polémicas.

(Tomado de Russia Today en Español y Prensa Latina)

Compártelo...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =