Rusia entregará a Siria complejos antiaéreos S-300

Rusia suministrará complejos antiaéreos S-300 a Siria, informó el ministro de Defensa Serguei Shoigu, quien había prometido una respuesta de su país a la implicación israelí en el reciente derribo de un avión IL-20.

La entrega se efectuará en el transcurso de dos semanas, declaró Shoigu, al recordar que el moderno complejo antiaéreo es capaz de impedir un ataque a una distancia de 250 kilómetros y al mismo tiempo, destruir varios objetivos aéreos, reportó Prensa Latina.

De esa forma, se fortalecerá en gran medida la defensa antiaérea de la nación levantina, consideró el ministro, quien acusó a Tel Aviv de provocar la destrucción por la artillería siria del citado avión de exploración ruso, el pasado día 17.

Un artículo del diario Komersant indica esta jornada que el suministro de los S-300 incluiría la dirección de las baterías por oficiales rusos.

De esa forma, dice el rotativo, Rusia dejaría a un lado el acuerdo verbal con Tel Aviv para suspender el pasado año los suministros de S-300 a Siria, luego que el estado hebreo negó su implicación en el caso del IL-20 y tampoco ofreció una disculpa.

Especialistas rusos declararon a la televisión capitalina, que en su momento Rusia devolvió un depósito de 400 millones de dólares de Damasco para adquirir los complejos antiaéreos, después de una petición expresa de Israel para abortar ese arreglo.

La víspera, el Ministerio ruso de Defensa (Mindef) reiteró su denuncia sobre la responsabilidad total de Israel en el derribo por la artillería siria del mencionado avión de exploración radioelectrónica.

El vocero del Mindef, mayor-general Igor Konashenkov, detalló la secuencia de los hechos del pasado día 17, cuando al menos cuatro cazas F-16 realizaron un ataque contra la provincia siria de Latakia, donde se encuentra una base aérea rusa.

Los sucesos ocurrieron cerca del aérea donde entran los aviones, civiles o militares, para aterrizar en la base de Jmeimim, en Latakia, por lo que se creó una riesgo para la seguridad de ciudadanos de nuestro país, constató.

Aunque los restos del avión ruso fueron encontrados a unos 25 kilómetros de la costa, en el mar Mediterráneo, el impacto de una batería siria S-200 al parecer su produjo en el espacio aéreo de la nación levantina, explicó.

El hecho de que los cazas israelíes se escudaran en un avión más grande ruso para evitar ser detectados por los radares, habla de una intención predeterminada de poner como blanco al IL-20, lo cual es una responsabilidad de los pilotos y sus jefes, acotó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *