Revelan nuevos datos investigaciones sobre la muerte del Ché

A 51 años de la muerte del Che, investigaciones históricas realizadas por los doctores cubanos Adys Cupull y Froilán González, aportan nuevos elementos que se recogen en los libros “La CIA contra el Ché” y “Sin olvido crímenes en La Higuera”.

Precisan los investigadores que en el asesinato del Ché y sus compañeros participaron activamente tres agentes de la CIA, de origen cubano: Gustavo Villoldo Sampera, Félix Ismael Rodríguez Mendigutía y Julio Gabriel García García.

Los tres procedían de la mafia terrorista anticubana, recibieron entrenamiento militar en bases estadounidenses y formaron parte de la nómina de la CIA que los preparó en técnicas de infiltración, interrogatorios, tortura, etc.

El agente Villoldo Sampera se jactó públicamente de haber pateado y abofeteado el cadáver del Che, y de la decisión de cercenarle las manos.

Por su parte, el gato Félix, como se le conoce a Félix Ismael Rodríguez Mendigutía fue quien a las 10:00 horas del 9 de octubre de 1967 recibió el mensaje cifrado de sus jefes con la orden de asesinar al Che y se encargó de hacerla cumplir pasadas las 13:00 horas, después de intentar interrogarlo, maltratarlo y decirle que lo iba a matar, una actitud cobarde que repudiaron hasta los propios soldados bolivianos. Narran los investigadores que ese agente de la CIA disparó también sobre el cuerpo del Ché.

Y señalan que quien decidió cortarle las manos al Ché se nombraba Julio Gabriel García García, un hombre que trabajó en la policía fascista de Francisco Franco en España y después en la policía secreta de Batista.

A 51 años de aquellos hechos, la figura del CHÉ continúa multiplicándose en el mundo y las injusticias y crímenes de esos mafiosos de ayer y de hoy NO tienen otro futuro que el desprecio y la condena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *