Menú

Repercusión internacional del fin del Programa Más Médicos

Repercusión internacional del fin  del Programa Más Médicos

De pérdida irreparable calificó la expresidenta, Dilma Rousseff, el fin de la participación de profesionales cubanos en el Programa Más Médicos de Brasil.

Rousseff recordó que más de 113 millones de brasileños fueron atendidos por los galenos cubanos, muchos de los cuales jamás habían tenido acceso a un profesional de salud.

A través de la red social Twitter la exmandataria expresó que la acción estancada y arrogante del presidente electo obliga a Cuba a no continuar en el programa lo que deja a millones sin atención básica de salud.

También las autoridades sanitarias de pequeñas ciudades de Brasil temen un apagón de salud como consecuencia de la posición ofensiva del ultraderechista Jair Bolsonaro.

El periodista y analista político Francisco das Chagas, a través de su canal en You Tube, se refirió a las amenazas de Bolsonaro como un intento de humillar a Cuba.

Un Jefe de estado no puede llegar peleando con países solo porque no tienen con él afinidad ideológica.  Ahora la situación con Cuba afectó dramáticamente el Programa Más Médicos que fue uno de los mayores avances de la medicina brasileña, con la ayuda de Cuba.

Bolsonaro fue a humillar a Cuba. La gente sabe que Cuba es eternamente humillada por los Estados Unidos y no por eso se dobla ante el poder americano. ¿Será que se iría a humillar ante los chantajes del gobierno de Bolsonaro?
Es claro que Cuba es un país pobre, pero es un país pobre con la mayor educación del mundo, la mejor salud del mundo, los mejores profesores.

La televisora brasileña O Globo también analizó las bondades del sistema de salud cubano, en el contexto del programa Más Médicos para Brasil.

Cuba no se retira del programa más médicos de Brasil, como tratan de hacer creer los medios de prensa parcializados y comprometidos con la derecha.

Cuba no continúa participando en ese programa, porque las modificaciones anunciadas por el ultraderechista Bolsonaro imponen condiciones inaceptables para la Isla, un país con reconocida trayectoria internacionalista y demostrada labor humanista y desinteresada.

Será Bolsonaro el responsable de que millones de brasileños estén otra vez sin asistencia médica, propensos a perder la vida por enfermedades prevenibles o curables, alejados del derecho inalienable a la salud y la atención de profesionales de alta calidad, como consecuencia de su retórica amenazante y despectiva.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *