Renuncia Directora de Comunicaciones de la Casa Blanca

La salida de la Directora de Comunicaciones de la Casa Blanca, quien prácticamente se hizo cargo de las comunicaciones durante la campaña de Trump, tomó por sorpresa a gran parte de la Casa Blanca y ensombreció al Ala Oeste en un momento complicado para el presidente.

Según el portal cubano de noticias Cubasí, Hicks, de 29 años, tenía un papel aparentemente intocable en el Ala Oeste, y con frecuencia se le veía más como una hija sucedánea que como un miembro del personal. Y tal vez aún más importante, fungía como la acólita glamorosa de Trump, siempre lista para proporcionarle al “Señor Trump” una dosis de retroalimentación positiva con una sonrisa. Es la cuarta persona que ocupa ese puesto desde que el presidente fue juramentado, parte de una amplia rotación de personal en la Casa Blanca de Trump que ha impuesto un récord en esa estadística.

En un comunicado, el mandatario elogió a Hicks por su trabajo en los últimos tres años, y dijo que “extrañaré tenerla a mi lado”. Ella le informó su decisión el miércoles, dijo un funcionario de la Casa Blanca. Hicks, que ocupaba el escritorio más cercano a la Oficina Oval en el Ala Oeste, ha sido una pieza central o testigo en casi cada acontecimiento o controversia de la campaña presidencial de Trump y de su gobierno.

Renuncia Hope Hicks, jefa de comunicación de Donald Trump.
La directora de comunicaciones de la Casa Blanca presenta su renuncia. Foto: AP

Comenzó su carrera en la Casa Blanca como directora de comunicaciones estratégicas, un título que captura sólo una parte de su papel más amplio como la guardiana del presidente ante los medios de comunicación. El anuncio se hizo un día después que Hicks fue entrevistada durante nueve horas por la comisión legislativa que investiga la intromisión rusa en los comicios de 2016 y los contactos entre el equipo de campaña de Trump y Rusia.

Hicks admitió ante la comisión de inteligencia de la Cámara de Representantes el martes que ocasionalmente dijo “mentiras blancas” a favor de Trump. Pero afirmó que no mintió sobre nada relevante para la pesquisa rusa. También fue interrogada por el equipo del fiscal especial Robert Mueller sobre su papel en la elaboración del comunicado acerca de la reunión en 2016 entre el hijo mayor del mandatario, Donald Trump Jr., y ciudadanos rusos.

La renuncia de Hicks deja un vacío en el equipo de comunicaciones de la Casa Blanca y en las filas de colaboradores de confianza del presidente. El anuncio se produjo un día después de uno similar sobre la inminente salida del subdirector de comunicaciones Josh Raffel, y pocos días después de que la acreditación de seguridad de Jared Kushner, yerno del mandatario y uno de los principales colaboradores de la Casa Blanca, fuera degradada, lo que restringirá su acceso a información secreta. “No puedo imaginar que nadie aquí deje un agujero más grande en la Casa Blanca que Hope a su partida”, dijo Ty Cobb, abogado de la Casa Blanca.

¿Quién es Hope Hicks, quien fuera Directora de Comunicaciones de la Casa Blanca?

Se espera que Hicks regrese al sector privado: el título de exdirectora de comunicaciones de la Casa Blanca, un sello de prestigio que puede abrir las puertas a las mejores posiciones en compañías de primera línea, acuerdos televisivos de seis cifras y libros rentables.
Algunos de estos proyectos podrían estar a la vista de Hicks, que sigue siendo un misterio para muchos estadounidenses a pesar de su proximidad al poder y su papel influyente. Pero Hicks no saldrá de la Casa Blanca sin mancha, habiendo llamado la atención del fiscal especial Robert Mueller sobre su papel en la elaboración de la confusa declaración sobre la reunión de Donald Trump Jr. con una abogada rusa prometiendo enlodar a Hillary Clinton durante la campaña de 2016.

Hicks, en una comparecencia de nueve horas a puerta cerrada, reconoció haber dicho ocasionalmente “mentiras piadosas” en favor de Trump, pero precisó que nunca mintió en nada relevante relacionado con la investigación rusa.
Hope Hicks, directora de Comunicaciones de la Casa Blanca, una de las personas de mayor confianza de Donald Trump, presentó ayer su renuncia./Foto:EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *