Menú

EE.UU. reduce estancia de diplomáticos en La Habana

EE.UU. reduce estancia de diplomáticos en La Habana
El Gobierno estadounidense redujo a un año el tiempo que sus diplomáticos pueden permanecer en Cuba, donde la embajada norteamericana mantiene hoy muy poco personal bajo el argumento de incidentes de salud cuyas causas se desconocen.
El portal digital Politico, que difundió la información a partir de acceder a un cable del Departamento de Estado obtenido el 10 de agosto, indicó que ese marco de tiempo es inusualmente corto y se aplica a países devastados por la guerra o muy peligrosos por otros motivos.
El cambio es incongruente con las facilidades que brinda la Isla

Tal cambio en la duración de las misiones, que usualmente era de 24 meses, impone periodos de tiempo similares a los que siguen los funcionarios en Iraq, Afganistán y Sudán del Sur, pese a que muchos sectores en Estados Unidos reconocen a la isla como un lugar muy seguro.

La medida, según dejó ver Politico, está relacionada con los incidentes de salud reportados por diplomáticos norteamericanos en La Habana, los cuales fueron calificados de ataques por la administración de Donald Trump aun cuando se desconoce qué provocó los síntomas aducidos.

Una nueva acción unilateral

Este paso se une a otras acciones unilaterales adoptadas por el Gobierno estadounidense desde septiembre de 2017, como reducir sustancialmente la presencia de funcionarios en La Habana, detener la entrega de visas y expulsar a 17 diplomáticos cubanos de Washington.

Junto con esas medidas, el Departamento de Estado mantiene en el nivel tres, de un máximo de cuatro, su advertencia de viajes a Cuba, todo lo cual es visto por la nación caribeña y sectores norteamericanos como un intento de politizar el tema para revertir el proceso de acercamiento bilateral. Como advirtió Politico, reducir la estancia de los funcionarios norteamericanos en La Habana a un año es también un nuevo golpe para las empresas y otros grupos que, ‘a pesar de la renuencia de Trump, aún esperan ver mejorar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba’.

En un comunicado enviado al medio, el Departamento de Estado reiteró que aún no tienen respuestas definitivas sobre la fuente o la causa de los incidentes de salud, a los cuales volvió a tildar de ataques a pesar de señalar que la investigación al respecto está en curso.

Científicos internacionales cuestionan las acusaciones de la Casa Blanca

La noticia se difunde luego de que esta semana 10 científicos de Estados Unidos, Reino Unido y Alemania enviaron cuatro cartas a la Revista de la Asociación Médica Estadounidense para cuestionar un estudio según el cual diplomáticos sufrieron en Cuba misteriosas lesiones cerebrales.

De acuerdo con los expertos, los autores de un reporte publicado en febrero en ese mismo medio no incluyeron la histeria colectiva como una de las posibles causas de los síntomas reportados por los funcionarios.

Las misivas constituyen los cuestionamientos más recientes del mundo científico al estudio de la Universidad de Pensilvania, usado en alguna medida para justificar las decisiones de la administración Trump.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *