Menú

¿Qué hay detrás de la renuncia de Álvaro Uribe?

¿Qué hay detrás de la renuncia de Álvaro Uribe?
Uno de los que se cree intocable ha caído en desgracia

Álvaro Uribe sorprendía a todos ayer tarde anunciando en Twitter que renunciaría a su escaño el senado, puesto que por cierto acaba de asumir hace 5 días y nada más y nada menos que como el senador más votado de todo el congreso, con más de 800 mil votos.

El señor popular, por demás considerada una de las voces más duras y que más alto se escucha dentro de las paredes del hemiciclo, tomaba tal decisión después de enterarse que la Corte Suprema de Justicia lo había llamado a indagatoria por una investigación que ha procedido en su contra.

Alvaro Uribe tiene más de 200 procesos en su contra

En términos simples: la indagatoria es un llamado a contar para que el implicado sepa de qué se le acusa y de ahí se define si es procesado o no.  Antes de contar de qué se le acusa esta vez, hay que aclarar que Uribe ha tenido cerca de una treintena de causas pendientes en la mismísima Corte Suprema y tan solo en la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes pesan en archivo más de 200 procesos, es el nombre que más aparece en los expedientes.

De todos ha salido a flote, ha logrado que ninguno prospere lo suficiente como para ver acabada su exitosa carrera política.Ahora revivió un caso que ha sido realmente un boomerang. Les explico. Hace 4 años, Uribe presentó una denuncia contra uno de sus detractores más agudos, el también senador Iván Cepeda para quitárselo de arriba, y resulta que de acusador se convirtió en acusado, pues Cepeda arremetió y fue su historia contra el dos veces presidente de Colombia la que la Corte decidió investigar y en los últimos 5 meses de este año ha avanzado con sigilo pero a paso firme.

A Uribe se le relaciona con todo tipo de crímenes:

A Uribe se le relaciona con todo tipo de crímenes: falsos positivos, asesinatos extrajudiciales, corrupción pero sin dudas es la sombra del paramilitarismo la que más le acecha, pues fue durante su gestión que el fenómeno se extendió como la verdolaga.

Ahora los presuntos delitos por lo que se le llama a indagatoria son soborno y fraude procesal, pero volvemos a las palabras menores: en la práctica ha habido manipulación de testigos, concretamente 3 exparamilitares, de los cuales dos están en prisión y uno fue recientemente asesinado.

A estos testigos se quiso comprar para que no destaparan la verdad sobre Uribe y al parecer hay pruebas sobre ello que involucran a otro congresista también caído en desgracia en esta trama. Hasta aquí la historia que apenas comienza. El asunto en cuestión del momento es la renuncia al asiento en la Cámara Alta.  Se preguntan muchos si es bueno o malo, o por qué lo hace si otras veces ha insistido en su inocencia y no ha habido consecuencias políticas.

Álvaro Uribe evita ser investigado por la Corte Suprema

Solo que ahora se trata de una estrategia. Si se mantiene como senador, sería investigado por la máxima instancia de justicia del país. Pero de renunciar efectivamente, la Corte pierde jurisdicción y lo procesa entonces la fiscalía donde Uribe tiene buenos amigos. De más está decir que el heredero y próximo presidente Iván Duque ha salido en defensa inmediata de la honorabilidad, rectitud e incuestionable servicio al país de su mentor. Centro Democrático en pleno también ha agitado las banderas de la inocencia para aupar al líder supremo. Lo cierto es que esta bomba explota 2 semanas antes de que Uribe asumiera tras bambalinas los destinos de Colombia, a través de la cara visible del inexperto Duque.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *