¿Qué es la “bomba meteorológica” que azota la costa este de Estados Unidos?

El fenómeno meteorológico que afecta a la costa este de Estados Unidos, y que ha sido denominado como “ciclón bomba” está siendo monitoreado por la agencia espacial de ese país, la NASA, a través de sus satélite de análisis terrestre, lo que ha permitido ver su avance durante estos últimos días que tienen inmerso a una parte de este país.

Gracias al satélite GOES-16, enfocado a pronósticos meteorológicos, operado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) se ha logado capturar el avance de este evento en su camino por la costa este.

De acuerdo a las imágenes presentadas por la NASA a través de su cuenta de Twitter y Facebook, se puede ver como se forma sobre los estados de Carolina del Sur y del Norte, para llegar hasta la zona de New England, en el estado de Massachusetts, al noreste de Estados Unidos.

Junto con la ola de frío que están sufriendo los habitantes de esta zona del país, se han pronosticado tormentas eléctricas, algo extraño en medio de estos fenómenos, pero que la NASA ha detallado que puede ocurrir debido a la inestabilidad del aire.

Los pronósticos establecen que este viernes deberían disminuir las condiciones más fuertes del “ciclón bomba”, sin embargo, posterior a su paso se espera que los vientos continúen y la temperatura se mantenga baja en grandes parte de la costa este (Con información de El Comercio).

 

Ciclón bomba. Foto: Nasa
Ciclón bomba. Foto: Nasa

Según explican los meteorólogos, una severa caída de la presión atmosférica generó una tormenta invernal explosiva que está causando graves problemas.

Gran parte de la costa de esta parte del país está experimentando fuertes nevadas y vientos.

Incluso partes de Florida, en el sureste del país y conocido como el estado donde brilla el Sol, recibieron sus primeros copos de nieve en casi 30 años.

El jueves, los termómetros cumplen 11 días marcando temperaturas gélidas récord en partes de EE.UU. (de hasta -37 grados) y, de acuerdo a las predicciones del Servicio Nacional del Tiempo (NWS, por sus siglas en inglés), “la masa de aire ártico permanecerá sobre las dos terceras partes del este del país hasta el fin de semana”.

“Se esperan temperaturas muy frías y peligrosos vientos fríos”.

Cerca de 60 millones de personas están en el camino que seguirá esta tormenta y se cree que cerca de 30 personas han muerto debido al clima severo.

Los estados de Nueva York, Nueva Jersey, Maryland y Virginia se han declarado en emergencia ante la llegada de las tormentas de nieve.

Ciudades como Nueva York, Filadelfia o Boston cerraron sus escuelas ante el peligro de que los alumnos y maestros sufran hipotermia.

Se han cancelado más de 4.000 vuelos en Estados Unidos y Canadá, y el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, uno de los más concurridos del país, suspendió todas sus operaciones, ya que la visibilidad se redujo a cero.

Los servicios de la empresa de trenes Amtrak y de autobuses también se han visto afectados.

En Boston, la acumulación de nieve alcanzó una altura de 45 centímetros, además de que se han registrado inundaciones en las localidades costeras cercanas dado el crecimiento de las mareas que genera este temporal.

Una usuaria de Twitter compartió un video que muestra cómo las burbujas de jabón quedan congeladas en Michigan por las temperaturas extremadamente bajas.

Los servicios meteorológicos han utilizado un término para referirse a esta poderosa tormenta invernal: ciclón bomba o bomba meteorológica.

Así se le quedó la barba a este hombre en Nueva York este jueves.
Así se le quedó la barba a este hombre en Nueva York este jueves.

¿Pero, qué es exactamente este ciclón bomba y cuán inusual es este fenómeno?

Ciclón bomba o bomba meteorológica es el término no oficial de lo que normalmente se conoce como ciclogénesis explosiva.

Esto se produce cuando la presión central de un sistema de baja presión desciende al menos 24 milibares en un período de 24 horas y provoca como resultado que se desarrollen vientos violentos dentro del sistema.

Estos vientos de hasta 95 km/h, son lo suficientemente poderosos como para derribar árboles y causar daños estructurales.

Este fenómeno tiene lugar casi siempre en invierno, y ocurre por lo general sobre el mar, cerca de corrientes oceánicas cálidas como, por ejemplo, la corriente del Golfo.

Su violencia depende de la presión del aire: cuanto más baja, más poderosa será la tormenta.

Según explica la página Scientific American, cuando una tormenta se intensifica rápidamente, todos los demás impactos lo hacen también.

Es decir, además de traer vientos fuertes, el ciclón bomba trae también un aumento de las precipitaciones.

Como su alcance es mayor, puede incorporar más aire frío (del norte de Canadá), así como también más aire cálido desde el sur.

El jueves es el decimoprimer día consecutivo de temperaturas gélidas.
El jueves es el decimoprimer día consecutivo de temperaturas gélidas.

En cuanto a su frecuencia, no se trata de un fenómeno tan raro como podría parecer.

Meteorólogos señalan que este tipo de tormentas se producen en el hemisferio norte a razón de 10 veces al año.

Lo que ocurre, es que en otras ocasiones se las llama con otro nombre, como “huracanes de nieve” o “huracanes de invierno”.

Por eso es posible que no hayas escuchado hablar de ellas.

Y, aunque el término comenzó a usarse desde los años 80, ha sido recientemente que su uso se hizo más extendido (Con información de BBC).

Una ola de frío glacial que puede congelar rutas nevadas, provocar accidentes y complicar aún más la vida de las personas sin hogar golpea este viernes la costa este de Estados Unidos tras el paso de un “ciclón bomba”.

“La costa este amaneció con un frío ártico esta mañana” tras el inusual ciclón provocado por una caída drástica de la presión barométrica, un proceso conocido como bombogénesis, indicó el Servicio Nacional del Clima (SNC).

 Tras paso de ‘ciclón bomba’, EU enfrenta una nueva amenaza: Una ola glacial

Aunque paró de nevar, “habrán temperaturas amargamente frías y ventiscas peligrosas en el próximo par de días”, precisó.

El SNC pronostica temperaturas de unos -20ºC en gran parte de la costa este, y hasta de -40º al norte, de Maine a New Hampshire.

A raíz del ciclón que azotó primero el sur de Estados Unidos provocando la primera nevada en tres décadas en Florida, más de 5,500 vuelos fueron anulados en todo el país desde el jueves.

Los dos aeropuertos de Nueva York, que habían cerrado sus pistas, reabrieron este viernes, pero un 20% de los vuelos en el aeropuerto JFK fueron cancelados, así como un 30% en Boston, según el sitio FlightAware.

En Boston, olas de agua helada invadieron el puerto, una zona turística y una estación de metro, que recibió casi un metro de agua en las mayores inundaciones en la ciudad en 40 años.

En Virginia, más de 40,000 personas sufrieron cortes de electricidad, y miles más quedaron sin luz a lo largo de la costa, entre ellos unos 10,000 residentes de Massachusetts.

En varios estados se declaró el estado de emergencia, incluyendo la ciudad de Nueva York, así como a Westchester y Long Island.

Las escuelas reabrieron en Nueva York -aunque permanecen cerradas en parte de Massachusetts- y miles de empleados palean a mano y en camiones la nieve sucia de calles y aceras.

El aire del Ártico, acoplado a vientos fuertes a veces superiores a los 60 km/h, puede bajar la temperatura corporal y provocar hipotermia, advirtió el SNC.

La costa este es azotada por una ola de frío con temperaturas muy por debajo del promedio desde después de la Navidad.

Pero dentro de seis a 10 días, el termómetro subirá y se ubicará por encima del promedio, vaticinó el SNC. “Buenas noticias tras muchas semanas de frío atroz” (Con información de Expansión).

 

 

 

Compártelo...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *