Puerto Rico vive un infierno a cuatro meses del paso del huracán María

Por Irma Shelton

A poco más de cuatro meses del paso del Huracán María por la isla de Puerto Rico, miles de boricuas sufren aún los efectos de la tormenta.

La noticia del fin de los trabajos de la Agencia federal de emergencias (FEMA ) cayó como un jarro de agua fría a principios de la semana pasada en la llamada Isla del Encanto donde muchos aún pasan la noche a oscuras, no tienen agua potable o sencillamente viven en lo que quedó de sus precarias viviendas o están albergados en lugares como estos.
La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulin durante su reciente vista a Washington espresó.

La administración de Donald Trump no está comprometida con la recuperación de Puerto Rico

Yulin afirmó que “Durante toda la crisis humanitaria en Puerto Rico ha habido una constante en la administración del presidente (Donald) Trump y es que sacan la ayuda antes de que el país esté listo para eso”.
La funcionaria publica recordó que la reserva del Ejército se fue de Puerto Rico cuando aún quedaban puentes y carreteras por arreglar.
Esas declaraciones y el malestar generado en la población llevó a FEMA a retractarse y continuar prestando servicios en la Isla.
Lo que si han aprendido los boricuas tras el paso de los huracanes Irma y María es que como estado libre asociado de EE.UU.  le importan muy poco a la Casa Blanca y su gente para nada clasifican como de primera categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *