Otro intento fallido de provocación anticubana

Durante el día de hoy atrajo la atención de varios medios de comunicación el intento de provocación anticubana, por parte de los ex presidentes de Colombia Andrés Pastrana y de Bolivia Jorge Quiroga de entrar a Cuba. Tanta atención, que parece que ese era el objetivo. Llegaron al Aeropuerto Internacional José Martí, y sin entrar a territorio nacional, sin cruzar la frontera, se les recordó, algo que ellos podían suponer, que no eran bienvenidos en Cuba.

Ahora cuentan en la red social Twitter y los medios de derecha ebullen con sus historias, que fueron detenidos, deportados, ni una cosa ni la otra. De haber sido esa la situación, quizás no hubiesen tenido tanto tiempo para fotografiar cada momento y contar detalle a detalle todo en Twitter, y a medios radiales.

Las fotos son la prueba de su estancia en territorio internacional, nunca entraron a Cuba. Ya comienzan las manipulaciones y los medios de prensa prestan sus plataformas sin cuestionar absolutamente nada. Ha salido al paso inmediatamente, cual operación muy coordinada, Luis Almagro, secretario general de la OEA, dice que deben respetársele los derechos a Pastrana y a Quiroga, ¿qué derechos?

Todos los países del mundo tienen la autoridad para decidir quién entra y quién no. ¿O cualquiera puede entrar a Estados Unidos, o a Colombia? El objetivo está más que claro: atención, sabían que no eran bienvenidos en Cuba, y vinieron para hacer el show. Pero ¿cuál era la excusa? La visita tenía como intención recibir un premio por parte de una organización llamada Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia. Un nombre muy rimbombante.

El Gobierno cubano deporta a los ex presidentes Pastrana y Quiroga tras retenerlos durante horas en La Habana
El Gobierno cubano deporta a los ex presidentes Pastrana y Quiroga tras retenerlos durante horas en La Habana

Podría ser una organización que se ocupe de por ejemplo lo que preocupa a los jóvenes en América Latina como el acceso a la educación, vivir en paz, sin violencia. Pero no, esta Red es auspiciada por los sectores de derecha de los que se conducen desde Washington.

La directiva de esta organización viaja por el mundo a llevar un mensaje que gusta a esos sectores, siempre buscan dinero, y se dicen activistas por la libertad, para traducir eso: en Cuba es una organización mercenaria, porque utiliza dinero de gobiernos extranjeros y de poderes políticos foráneos para promover inestabilidad interna en contra de su propio gobierno.

Los líderes de esta Red aplaudieron a Trump cuando dijo que iba a recrudecer la política contra Cuba, son de los que creen que el bloqueo es bueno, y que no han protestado ni una vez porque los servicios consulares de la Embajada de Estados Unidos en La Habana estén cerrados afectando a cientos de miles de familias.

Ahora esta Red recibe dinero, y como sus propósitos en Cuba, los de crear inestabilidad interna de alguna manera, no las cumplen pues deben llamar la atención para justificar las significativas sumas de dinero. Y así han inventado un premio que dan a sus mejores interlocutores.

Usted recordará hace algún tiempo cuando Luis Almagro, el ministro de colonias, el que padece de amnesia, y ahora solo entiende el inglés, quiso también venir a Cuba porque recibiría este premio, finalmente y a sabiendas de que no sería bienvenido, no vino, pero los medios hicieron su show, y esta supuesta Red ocupó algún que otro titular en medios locales en español. Ahora tienen una lista de ex presidentes a los que premiarán.

Por ejemplo a José María Aznar, lo más reaccionario y anticubano de cuanto político español exista, por él hasta hace poco sobrevivía la llamada posición común, que finalmente fue sustituida por el sentido común.

También quieren premiar a Mireya Moscoso, por si no se acuerda, ex presidenta de Panamá que indultó a Luis Posada Carriles, terrorista de los de verdad, que se encuentra libre y jamás ha cumplido sentencia por sus crímenes. Y este año quiere esta Red dar una mención especial a Antonio Ledezma, que estaba preso en Venezuela por promover violencia que terminó con la muerte de varias personas, y que huyó, está prófugo de la justicia.

Si usted sabe poco de esta Red Latinoamericana por la Democracia, pues al menos ya sabe a quién rinde homenajes, y dime con quién andas y te diré quién eres. Pastrana y Quiroga aterrizaron en un avión, y poco tiempo después fueron reembarcados, y de acuerdo a mensajes que publicaron en Twitter están en Colombia. Nada pasa por gusto.

Rex Tillerson desempolvando en amarillento papel la Doctrina Monroe, aquella de América para los Americanos, Cuba abocada a un proceso electoral el próximo domingo donde los cubanos sin injerencia de nadie elegirán su destino. El propósito es dañar la imagen internacional de Cuba, y es que estas instrucciones las escribieron los mismos que dicen que Cuba no es un país seguro, y que llaman a los estadounidenses a no visitarnos.

Los propósitos de la llamada Red, y de hombres como Pastrana y Quiroga no tienen nada que ver con mejorar su vida o la mía, o ayudar al progreso de sus naciones, Pastrana por ejemplo está en contra del acuerdo de paz que Santos y las Farc impulsan para Colombia, solo tienen intereses individuales y siempre relacionados con dinero.

Más atentos que nunca entonces a esas visitas no deseadas que quieren que Cuba sea como ellos sueñan, subordinados a los mismos que pagan sus salarios.

Cristina Escobar

Periodista del Sistema Informativo de la Televisión Cubana y Canal Caribe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *