Protesta en Bolivia por el nuevo palacio presidencial

Durante la inauguración del nuevo palacio presidencial de Bolivia, la plataforma ciudadana 21F organizó el 9 de agosto una protesta contra el proyecto en las calles de La Paz.

El palacio ya había sido objeto de polémica en el país latinoamericano, donde los opositores señalaron que era innecesario y suponía un excesivo gasto económico. Así, el coste aproximado del nuevo edificio fue de 34 millones de dólares.

Además, hay informes que indican que el palacio también alberga una suite de más de 1.000 metros cuadrados para el presidente. El lujoso espacio cuenta con un jacuzzi, sauna y sala de masaje. En vísperas de la protesta, uno de los activistas del 21F comentó al medio local Página Siete que la movilización sería “muy peculiar”.

Varios cientos de manifestantes se reunieron para expresar su desaprobación por la construcción del edificio de 29 plantas, que servirá como palacio presidencial y será la sede de cinco ministerios.

Morales defendió varias veces en su discurso el carácter popular de la construcción, asegurando que su inversión será recuperada en menos de cinco años, porque cinco ministerios dejarán de pagar alquileres por sus oficinas.

El mandatario boliviano recalcó también que, en muestra de su apertura social, el inmueble podrá ser utilizado para actos culturales no solo oficiales, sino también por recién casados que quieran observar la ciudad desde el helipuerto.

Asimismo, Evo Morales confirmó que el antiguo Palacio será transformado en museo de la pasada república,según informó Sputnik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *