Proceso de reanimación de La Habana, por sus 500 años

El 500 aniversario no es un fin, es un medio para llevar La Habana a un determinado nivel; por eso hay que seguir haciendo, con la garantía de una calidad y perdurabilidad en las acciones.

Tales valoraciones las realizó el Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo Hernández, en la más reciente reunión del Grupo Gubernamental de Apoyo a la capital, dirigida por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

La sostenibilidad en los trabajos tiene que ser una realidad en todos los ámbitos, lo mismo en la reparación de una escuela, el bacheo de una calle, la construcción de una vivienda, que en la atención a la población en cualquiera de los centros que brindan uno u otro tipo de servicios.

Las edificaciones que se enmarcan en el Barrio Chino, en su mayoría con alto valor patrimonial, urbanístico y ambiental, presentan un elevado deterioro, en especial el fondo habitacional. Con el propósito de contrarrestar esa realidad se han diseñado proyectos multisectoriales encaminados a la recuperación de la zona, teniendo en cuenta, además, el impacto comercial, recreativo y turístico que ella genera.

Se preveen acciones encaminadas a rescatar las milenarias tradiciones chinas, entre las que se incluyen el exquisito arte culinario, la cerámica y la decoración típica de sus instalaciones, teatros y otros.

Se rehabilitarán relevantes instalaciones dentro del barrio, como el periódico chino Kwong-Wah-Po, las tintorerías y las farmacias con su medicina tradicional. Del mismo modo, se reaniman el alumbrado público, parques y calles; se pavimentan viales y restituyen aceras; así como se trabaja para eliminar cables eléctricos y de comunicación expuestos en las fachadas.

Todo ello está encaminado a recobrar la imagen general del Barrio Chino, recreando el ambiente con elementos de alusión a la identidad y cultura de la nación asiática.

También se conocieron las acciones diseñadas por el sector de la Construcción en La Habana en función de construir, reparar y mantener el patrimonio de la ciudad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *