El legado martiano presente en los jóvenes del mundo

Por Letty Alvarado

El Primer Encuentro Internacional de Jóvenes martianos comenzó este viernes en el Centro de Estudios Martianos. La cita agrupa estudiosos de la vida y obra del Apóstol e incluye paneles, conferencias y el trabajo en comisiones.

Con Martí siempre

Por: Giovany Peñate

El Legado de José Martí está vigente en las nuevas generaciones
Primer Encuentro Internacional de Jóvenes Martianos. ACN FOTO/Abel Padrón Padilla

Sin dudas, tanto la vida como la obra de Martí constituyen una reserva poco explotada en la formación de valores humanos, morales, éticos y también estéticos. En su quehacer, El Maestro nos enseña con su ejemplo y su palabra como convertirnos en hombres de bien.

Hoy estas potencialidades son poco utilizadas pues no hemos logrado profundizar en ellas, por falta de tiempo para su estudio y por la ausencia de una asignatura con este fin, en los diferentes niveles de enseñanza.

Ello unido a la monotonía y desmotivación con que los profesores imparten estos temas, conllevan a un desgaste en el discurso martiano. Ante estas circunstancias la Sociedad Cultural ofrece postgrados, pero aún queda mucho por hacer.

¿Cómo proyectar entonces, el discurso martiano sin que resulte desgastante?

“Bueno, la vida y obra del Maestro hay que dosificársela al niño desde edades muy tempranas, enseñándole a llevar una flor para Martí todos los días, inculcándole, desde la familia, el amor hacia nuestro Héroe Nacional, acercándolo a su estudio, pero sin que esto ocurra de forma obligatoria.

Las nuevas generaciones están comprometidas con el legado de José Martí
Asistentes a la inauguración del primer Encuentro Internacional de Jóvenes Martianos, realizado en el Centro de Estudios Martianos, en La Habana, el 26 de enero de 2018. ACN FOTO/Abel PADRÓN PADILLA/sdl

“En el caso de la escuela debemos lograr mayor dinamismo en las clases sobre El Apóstol, seleccionar textos martianos con temas que les agraden a los jóvenes, propiciar el diálogo y la reflexión entre los alumnos, buscar formas atrayentes, novedosas y frescas de llevarles el mensaje, realizar actividades culturales, con peñas literarias, concursos, tertulias que a la vez rescaten lo mejor de nuestras tradiciones.

En momentos de un cambio de política de Estados Unidos con respecto a Cuba ¿Qué importancia tienen las ideas del Apóstol?

“Para ello debemos lograr la unidad entre los diferentes factores involucrados en la formación de las nuevas generaciones. Además, a los jóvenes no le podemos repetir hasta el cansancio lo que ya conocen de José Martí, hay que enseñarles nuevos elementos de la vida y obra del más universal de todos los cubanos según transitan por los diferentes niveles de la educación”.

“Aunque hoy existe un aumento de la agresividad del gobierno de los Estados Unidos, no debemos perder de vista que cualquier cambio de los métodos, mantendrá el mismo objetivo de destruir la Revolución. Nos pretenden penetrar por los jóvenes y la cultura. Martí dijo: la guerra es a pensamientos, ganémosla a pensamientos (…) trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras.

“Es la hora de comprender toda la sabia que Martí nos legó en sus múltiples artículos referidos al norte revuelto y brutal que nos desprecia, es momento de utilizar su visión de futuro”.

¿Existe vigencia del pensamiento y del ideario martiano en los cubanos?

“Sí, cada cubano vive con Martí por siempre, lo llevamos dentro, todos lo queremos, lo que cada cual a su manera. Lo que nos viene faltando es profundidad y divulgación”.

“Yo soy optimista, pero si continuamos hablándole de Martí a los jóvenes de forma esquemática, estos se irán alejando cada vez más con las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones y en los escenarios actuales de la subversión político-ideológica.

“La generación de hoy tiene la responsabilidad de continuar la obra de la Revolución, pero si no actuamos con la suficiente capacidad, inteligencia, deseos de que nuestro proceso siga adelante, nos alejamos del pensamiento del Maestro y no vemos su vigencia, sería una gran dificultad para el país».

“Tenemos que cambiar porque el pueblo que olvida su pasado no tiene derecho a vivir en el presente y a proyectarse hacia el futuro, resultaríamos condenados de las propias palabras de nuestro Apóstol y traidores a los héroes de la independencia”.

(Tomado de Horizontes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *