Menú

Presidente cubano por Europa y Asia: periplo favorable

Presidente cubano por Europa y Asia: periplo favorable

El periplo del Presidente cubano por países de Europa y Asia incluyó además a Francia, Rusia, La República Popular Democrática de Corea, China y Vietnam.
“Un Amigo en otro mar”, otra forma de decir Cuba en tierra de laosianos. Una visita que cierra la gira por Rusia y cuatro naciones asiáticas, de la delegación gubernamental cubana, presidida por el mandatario Díaz – Canel.  Y es justo el balance, entonces; una costumbre muy nuestra, por cierto.  ¿Mi opinión?. Cuba nuevamente, está demostrando el nivel de su política exterior, basada en los principios fidelistas que históricamente han caracterizado a la Revolución: País pequeño, diplomacia de potencia.
Sí, tenemos un capital político acumulado por la práctica internacionalista, solidaria con las causas justas. Y esa credencial es también garantía de reconocimiento cuando se comparte una mesa de diálogo ante países que hoy juegan un rol estratégico en la geopolítica y la economía global. La delegación gubernamental cubana presidida por el mandatario Díaz Canel ha sido recibida por las principales figuras políticas de Rusia, Corea del Norte, China, Vietnam y Laos.
En un mundo donde un país (el más poderoso) aplica la lógica de la supervivencia del más fuerte, la unidad de quienes deciden pensar y actuar distinto se hace cada vez más necesaria en defensa del derecho que tienen los pueblos a existir y ser diferentes. Y hablo, en concreto, de las expresiones de esa coincidencia de intereses y visiones en temas de política internacional.
El rechazo unánime al bloqueo contra la Isla. La oposición de Cuba a la presencia de la OTAN en las fronteras con Rusia, y a las sanciones contra Moscú y Pyongyang. La denuncia de los efectos globales de la guerra económica contra Beijing. Sin embargo, basta una búsqueda rápida por Internet, para corroborar que estas posiciones se tratan con muy bajo perfil en la agenda de las grandes corporaciones mediáticas de Occidente. ¿Casualidad?.
Sin embargo, hay millones de personas que sí valoran el mensaje de Cuba.  Hay voluntad de continuar por el camino de la construcción de una experiencia socialista y honrar las relaciones históricas con los amigos de la Revolución.  Este periplo diplomático no se divorcia del interés nacional: lo asume como principio.
No es fortuito que el presidente cubano dedicara un espacio en su agenda a reunirse con empresarios e inversores, dado el rol que pueden asumir en el proceso de actualización del modelo económico de la Isla, enfático en la materialización de proyectos de inversión, priorizados por el impacto a futuro en la economía doméstica de los cubanos.
Hacia ese horizonte apunta la cooperación entre Beijing y La Habana, ahora en relación con el ambicioso proyecto de la Franja y la Ruta de la Seda; la firma del acuerdo comercial con Vietnam que regirá las operaciones bilaterales por los próximos años. Los convenios con Rusia, en los sectores del transporte, energía, biotecnología, farmacéutica. Mientras, en Laos (al centro de la primera visita de un presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba a ese país) están el deporte, la educación y la colaboración bancaria, como ámbitos de interés.
Todavía no ha acabado, pero se puede decir sin precipitarse, que ha sido un periplo distinto, donde se privilegió el tributo a las historias de naciones y de guías políticos, pero contando siempre la actual. La que se construye ahora. Y de la cual también son parte los más de cuarenta mil seguidores que el presidente ya tiene en Twitter, en donde, por cierto, compartió su propio itinerario.
Esa dialéctica continuidad – renovación, que marca hoy el pulso político cubano, está también en la gira. (Más que en las fotos oficiales, en resultados que deben y pueden traducirse en buenas noticias) Dijo Martí que la mejor forma de decir es hacer. Y sí, pienso lo mismo.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *