¿Por qué hoy es el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra?

Este 1ro. de agosto es el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra. ¿Qué significa? Sencillo: se trata de la fecha en que nuestro planeta ya no es capaz de regenerar los recursos naturales que la población mundial ha consumido en 2018. Piense que es como una cuenta bancaria: usted había previsto una cantidad para suplir sus necesidades y en la práctica, gastó más de lo que tenía. ¿Resultado? Su cuenta está en números rojos.

Así mismo nos ha sucedido con la Tierra. Según publica en su sitio web la Red Global de la Huella Ecológica, este año hemos consumido el equivalente a 1,7 planetas.Tenemos una deuda con la naturaleza, evidente en la pérdida de biodiversidad, de suelo fértil, en la contaminación del aire y de fuentes de agua, entre otras realidades alarmantes.

¿De qué manera se contabiliza nuestra huella ecológica?

 Pues en estos cálculos aparecen varios indicadores. Entre ellos, la utilización de recursos de los bosques y muy importante, la cantidad de dióxido de carbono que la atmósfera debe absorber, como resultado de la quema de combustibles fósiles.

El análisis de estos y otros aspectos demuestra que nos estamos “comiendo” el planeta a una velocidad de vértigo, como han expresado hoy en varios sitios de Internet expertos, grupos ambientalistas y también ciudadanos.

Fíjese si es así, que el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra no tiene un único momento en el calendario.Por ejemplo, en el 2000 fue el 1 de octubre y este año, llega con DOS meses de antelación, la fecha más temprana desde que se empezó medir la huella ecológica.Si mantenemos esa tendencia, necesitaremos al menos 3 planetas Tierra para abastecernos en 2050.

Hasta hoy hemos agotado todos los recursos que la naturaleza puede regenerar en 2018. Esta fecha límite llegó un día antes que en 2017. D´´ia de Sobrecapacidad de la Tierra
Hasta hoy hemos agotado todos los recursos que la naturaleza puede regenerar en 2018. Esta fecha límite llegó un día antes que en 2017. Foto: Internet

Pero no hace falta llegar a tal extremo.Promover el uso racional del agua o el desarrollo de las energías renovables son algunas de las estrategias para cambiar el signo negativo de nuestra cuenta con el entorno.

La firma del Acuerdo de París sobre cambio climático y la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, son algunas inicitivas, que ojalá nos permitan dejar como herencia a nuestros hijos un planeta saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *