Menú

“En política, resistir vale tanto como arremeter”

“En política, resistir vale tanto como arremeter”

Los procesos de integración de América Latina y el Caribe se mueven hoy en dos escenarios posibles, los liderados por gobiernos progresistas de izquierda, sometidos a los efectos de una fuerte y articulada ofensiva imperialista y los de proyecciones neoliberales inclinadas a la adhesión de tratados de libre comercio donde converge la llamada Alianza del Pacífico.

A esto se suman propuestas más radicales de instituciones financieras como el Banco Interamericano de desarrollo como la de crear un área de libre comercio en las Américas, por ahora sin Estados Unidos y Canadá, es decir una mutación del ALCA.

Y es que los poderes hegemónicos han identificado los puntos fuertes y débiles de las fuerzas progresistas. Ya no hay dudas  que asistimos a una etapa politica interpretada por la derecha como una oportunidad para modificar la correlación de fuerzas en la región.

Los retrocesos políticos y sociales en Brasil, Argentina y Chile, la exclusión de Venezuela de la Cumbre de las Américas; y el desprecio que sufre hoy el colonizado pueblo puertorriqueño, constituyen no solo algunos de los resultados del odio de Washington por América Latina, sino que indican su decisión de revertir todo lo que apunte a promover un nacionalismo progresista o el propio socialismo.

De ahí que desmontar con hechos esa visión fatalista, es cuestión de principios para la izquierda de nuestro continente en momentos en que la guerra no convencional contra Venezuela y Nicaragua y las acciones subversivas contra El Salvador y Bolivia ponen a prueba las fortalezas de los proyectos de integración y concertación, como UNASUR, el ALBA y la CELAC.

En ese contexto llega a La Habana la edición 34 del Foro de Sao Paulo,una plataforma eficaz de articulación regional de las fuerzas progresistas y de izquierda llamada apropiciar un debate constructivo en torno a la unidad y la integración.

El borrador de un documento base, publicado en el sitio web del Foro recuerda que existen suficientes ejemplos en la historia latinoamericana y caribeña que prueban que cuando hay unidad, dirección política decidida y capaz, objetivos claros de lucha y moral de combate, y arraigo en las clases populares, se multiplican las opciones para contener cualquier ofensiva contrarrevolucionaria e, incluso más, para vencerla. El texto también recoge una cita martiana que bien pudiera resumir el espíritu de esta reflexión: “En política, resistir vale tanto como arremeter”.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *