Piden en Honduras mediación internacional

El opositor Salvador Nasralla pidió que un tribunal internacional se ocupe del nuevo recuento de las elecciones presidenciales del pasado día 26 de noviembre.

El candidato izquierdista no reconoce al Tribunal Supremo Electoral hondureño, al que acusa de haber ideado un fraude para favorecer al presidente saliente, el derechista Juan Orlando Hernández.
Nasralla quiere que sea un tribunal internacional el encargado de revisar las más de 18 mil actas de los comicios. Por su parte, el candidato del Partido Liberal, Luis Zelaya, que llegó en tercera posición, acusó al Tribunal Supremo Electoral de haber perdido toda credibilidad.
Según las autoridades electorales hondureñas, Hernández obtuvo el triunfo con un 42,98% de los votos, frente a un 41,38% logrado por Nasralla, este, se niega a aceptar el resultado, que todavía no ha sido oficializado.

La oposición desconoce los resultados del Tribunal Supremo Electoral

La incertidumbre prevalece hoy en Honduras luego que el candidato presidencial de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, reiterara que desconoce al Tribunal Supremo Electoral (TSE) como un árbitro válido.
Protestas en Honduras ante fraude electoral
Protestas en Honduras ante fraude electoral
Nasralla señaló que el TSE no es un órgano independiente y cada vez más se destapan nuevos ilícitos cometidos por esa entidad, por lo que en el país hay una crisis institucional.
Según el candidato opositor, quien asegura ganó las elecciones celebradas el pasado 26 de noviembre, el Tribunal está al servicio del presidente y aspirante a la reelección, Juan Orlando Hernández, al tiempo que los acusa de orquestar en complicidad un fraude electoral en su contra.
Frente a ello Nasralla propuso que un ‘tribunal internacional’ revise la totalidad de las actas sin la presencia del TSE, el cual debe aportar todo el material que tenga para cotejar los datos, apostilló.
En tanto la crisis generada en el país por las irregularidades detectadas y las denuncias de fraude han llevado a observadores nacionales y extranjeros a abstenerse de certificar la transparencia del proceso, e incluso, valorar la recomendación de que se llame a nuevas elecciones como una posible solución.
Y es que ante tantas inconsistencias observadas durante casi dos semanas ya nadie se atreve, fuera del oficialismo, a validar la credibilidad de un muy cuestionado Tribunal por su desempeño turbio durante el proceso electoral.
Asimismo, Nasralla puntualizó que no se puede impugnar el proceso comicial ante un TSE que no es neutral, lo cual lo descalifica totalmente como árbitro.
De esa manera, la oposición considera que un recuento de votos llevado a cabo por el ente comicial carecería de certeza, transparencia y seguridad.
Es por ello que incluso la Organización de Estados Americanos no descarte la posibilidad de recomendar un nuevo llamado a elecciones presidenciales con garantías que corrijan las irregularidades denunciadas y que dieron lugar a la actual crisis política y social en el país.
Entretanto, las manifestaciones y los cacerolazos por las denuncias de fraude siguen marcando la tónica en Honduras, lo cual llevó al gobierno a decretar desde el pasado 1 de diciembre un toque de queda, aunque suspendido la víspera para ocho departamentos.
Compártelo...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =