Periodismo deportivo, modalidad femenina

Para presentarla, podría caer con mucha facilidad en un lugar común y hablar de “la bella colega”, pero no voy a hacerlo. Eso, todo el que la ha visto, lo sabe. Prefiero contar que esa tarde, cuando llegué al Canal Habana, la encontré encerrada en un cubículo de edición, preparando los trabajos que saldrían el domingo siguiente, entre los innings de un juego de Industriales.

En efecto, Glenda Torres estaba trabajando. Pero no en un tema cualquiera, sino en uno que amaba incluso antes de hacerse periodista: el deporte. Aquellos que lo seguimos, nos hemos acostumbrado a verla, micrófono en mano, ya sea en las gradas del Latino o rodeada de hinchas de fútbol gritones, que, dicho sea de paso, solo siguen a dos equipos.

Sin embargo, hace unos años, esta no era una imagen habitual. Solían escasear las mujeres especializadas en el periodismo deportivo. Algo que, todo el que tenga televisor puede constatarlo, ha ido cambiando. A pesar del escaso tiempo —pues, para los que no lo sepan, la Serie Nacional ya comenzó—, Glenda Torres accedió a colocarse, por una vez, del otro lado del cuestionario y contar sus experiencias dentro de ese mundo en el que muy pocas periodistas se atreven a aventurarse.

¿Por qué escogiste el periodismo deportivo?

Siempre me gustó el deporte, aunque no practiqué ninguno de forma oficial, sí lo hacía por diversión, también influyeron mis padres, fieles a las transmisiones de los distintos eventos deportivos, y otros detalles que incrementaron mi interés por el apasionante mundo del deporte.

¿Fue en esa rama en la que siempre quisiste especializarte?

Sí, desde que me inicié en el Canal Habana mi intención era incursionar en esta rama. Aunque en  mis comienzos trabajé en distintas áreas, ya en el segundo año hablé con Caridad Bermúdez, directora de Habana Noticiario (informativo de Canal Habana) y le comenté mi interés por realizar trabajos de temas deportivos y ella aceptó, ahí comencé. Luego, Héctor Villar (director y guionista de programas deportivos del canal) me brindó la posibilidad de trabajar en los otros espacios deportivos.

¿Qué referentes te inspiraron para seguir este camino?

Antes de iniciarme en el canal sentía atracción por el periodismo deportivo y localicé a la periodista Julita Osendi quien me apoyó desde mis inicios, gracias a ella visité por vez primera el ICRT y el estadio Latinoamericano, presencié entrevistas que ella realizó en los partidos de béisbol. También está Sigfredo Barros, del periódico Granma, que en la actualidad me aconseja y apoya siempre que lo necesito, entre otros.

Al inicio, ¿qué obstáculos tuviste que enfrentar para insertarte en un espacio donde la mayoría son hombres?

No tuve que enfrentar obstáculos, desde mis inicios en esta rama he contado con el apoyo de todos los que me rodean, aunque al principio algunos compañeros comentaban que por mi forma de ser daba más para la cultura. Contradicciones de la vida ¿verdad? Pero me apasiona el deporte.

¿Alguna vez te han subestimado por ser mujer?

Tal vez sucede, pero no lo he percibido, en los colectivos expreso mis opiniones y participo en conversaciones puramente de temas deportivos y soy escuchada. De igual forma sucede con los televidentes, percibo que respetan y reconocen mis trabajos.

¿Cómo reaccionan los deportistas y los aficionados cuando te les acercas con una cámara y un micrófono?

Ya lo asimilan de forma natural, por suerte Julita Osendi rompió el tabú que existía, tengo la dicha de que los deportistas y aficionados colaboren y resulten amables a la hora de entrevistarlos.

¿Cómo es la relación entre las periodistas que se dedican al deporte? ¿Existe una camaradería especial o es igual que con los colegas hombres?

La relación es igual, aunque a veces pueda que exista un poco más de confianza entre nosotras, pero cuando nos reunimos con hombres el trato es similar  y sin discriminación, es mi experiencia. En ocasiones, he viajado con periodistas y fotógrafos (hombres) de medios nacionales y soy bien aceptada.

A pesar de que todavía son minoría, ahora vemos más mujeres trabajando en este tipo de periodismo. ¿Crees que la mentalidad machista en el deporte esté cambiando? ¿Qué se necesitaría para potenciar aún más la presencia femenina en los espacios deportivos?

Sí, Cuba cuenta con varias mujeres dedicadas a los temas del deporte, podría mencionarte a Yisel Filiú, del telecentro de Santiago de Cuba; Darilys Reyes, del semanario 5 de Septiembre; Daily Sánchez, del Sistema Informativo de la Televisión Cubana; Elsa Ramos, del periódico Escambray; Luisa Fernández, de Televisión Camagüey y la profesora Julita Osendi, del Sistema Informativo de la Televisión Cubana. Ya no piensan igual, los hombres nos apoyan y siempre están dispuestos para dar algún consejo. Tal vez un poquito más de confianza y oportunidad, aunque no es tema que me preocupe en lo personal, pues agradezco a todos los que confían en mí y me brindan la posibilidad de continuar en este tema.

Ser una mujer periodista también debe tener sus ventajas, ¿podrías comentarme algunas?

Claro que  tiene sus ventajas, las mujeres nos caracterizamos por ser más delicadas que los hombres, en ocasiones he querido entrevistar a algún deportista y no tienen deseos, pero con una sonrisa o alguna frase la consigo.

Aunque en el deporte se trabaja con estadísticas puramente objetivas, ¿crees que los análisis hechos por una mujer puedan notar aristas diferentes? ¿Podría hablarse de una mirada femenina?

Las reglas de los deportes están establecidas, no podemos cambiarlas, aunque sí creo que las féminas les damos una pincelada diferente a los distintos trabajos que efectuamos. Aunque aportemos nuestra percepción, no creo que deba cambiar lo que está instituido por años, pero sí opino que debe resaltar el toque femenino.

¿Te ha interesado llegar a la narración? ¿Crees que exista la posibilidad de que una mujer pueda narrar un juego?

Todavía no es mi intención, aunque estoy en un curso de comentarista y narrador deportivo, pues lo considero imprescindible para desempeñarnos en el tema del deporte, ¿quién sabe y en el futuro incursione en este género? Pues claro, solo debe proponérselo la que esté interesada y tener la aprobación y el apoyo de los máximos exponentes de la materia.

(Tomado de La Jiribilla)

Compártelo...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *