Menú

Palmira una ciudad patrimonial que se recupera de la guerra

Palmira una ciudad patrimonial que se recupera de la guerra

La ciudad siria de Palmira, elegida como Patrimonio de la Humanidad en 1980 fue saqueada por los grupos terroristas hace tres años cuando lograron ocuparla. Ahora, el gobierno de la nación árabe trabaja en la restauración de sus valores arqueológicos para devolverle el esplendor cultural que una vez tuvo.

Palmira

Palmira (en árabe تدمر Tadmor o Tadmir) fue una antigua ciudad situada en el desierto de Siria, en la actual provincia de Homs a 3 km de la moderna ciudad de T

edmor​ o Tadmir, (versión árabe de la misma palabra aramea “palmira”, que significa “ciudad de los árboles de dátil”). En la actualidad sólo persisten sus amplias ruinas que son foco de una abundante actividad turística internacional. La antigua Palmira fue la capital del Imperio de Palmira bajo el efímero reinado de la reina Zenobia, entre los años 268 – 272.

 El 20 de junio de 2013, la Unesco incluyó a todos los sitios sirios en la lista del Patrimonio de la Humanidad en peligro para alertar sobre los riesgos a los que están expuestos debido a la Guerra Civil Siria.

Conquista por Dáesh (mayo 2015 – marzo 2016)

El grupo extremista Dáesh o Estado Islámico tomó el control de la localidad de Palmira y de sus ruinas grecorromanas, situadas en el este de la provincia siria de Homs, el 20 de mayo de 2015. El teatro de la ciudad se convirtió al poco en macabro escenario de ejecuciones filmadas. Entre las personas ejecutadas, figuraba el ex-director del yacimiento de Palmira, Khaled Asaad, que fue decapitado el 18 de agosto de 2015 tras un mes de torturas y vejaciones.​ La directora general de la UNESCO, Irina Bokova, condenó el hecho.

Palmira

El 24 de agosto de 2015, Dáesh instaló explosivos y los hizo detonar en las bases del Templo de Bel, como antes había hecho con el cercano Templo de Baalshamin, dando inicio así a la destrucción del histórico lugar.

La destrucción, que la UNESCO calificó de “crimen de guerra”, tendría continuación con la voladura de tres importantes tumbas-torre, entre ellas la de Elahbel, joya irreemplazable que fue construida en el año 103 a. C. y que tenía cuatro plantas y un piso subterráneo.

También el Arco de Triunfo de Palmira fue dinamitado y destruido por el Estado Islámico en octubre del mismo año.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *