Menú

Nueva central eléctrica en Cuba

Nueva central eléctrica en Cuba

Una nueva central eléctrica compuesta por dos fuentes muy diferentes por sus características, pero igualmente promisorias por su aporte, configuran el debut de Sancti Spíritus en el mundo de la generación de energía: La nueva central eléctrica alimentada por diésel, hoy en fase avanzada de montaje, y el parque solar fotovoltaico que acaba de ser sincronizado al Sistema Electroenergético Nacional (SEN).

La primera de ellas, la central eléctrica, está compuesta por 16 generadores que totalizan una potencia de 30 megawatts y representa un proyecto de notable utilidad para la reducción de las pérdidas eléctricas y la disminución del bajo voltaje en el centro del país.

Una nueva central eléctrica, pero a prueba de huracanes

Raidel Díaz Vega, director de inversiones de la Empresa Eléctrica Sancti Spíritus, confirmó a la prensa que la obra, cuyo costo asciende a más de 14 millones de pesos, además de sincronizarse en un futuro al SEN, permitirá crear un microsistema para trabajar en forma de isla, lo cual resulta de gran utilidad para el enfrentamiento a los huracanes o cualquier otra contingencia.

Según el especialista, a la hora de decidir la ubicación de la central se tuvieron en cuenta dos aspectos fundamentales: la existencia en la zona de una instalación, cuya construcción civil había quedado paralizada sobre el 2006 cuando ya se encontraba aproximadamente al 90 %, y la cercanía a la refinería de petróleo Sergio Soto, que evitará el costoso trasiego de combustible por pipas desde largas distancias.

En estos momentos en el territorio se labora también en una línea de transmisión entre las ciudades de Cabaiguán y Fomento con vistas a beneficiar a los clientes de este último municipio, que hoy se encuentra enlazado solo desde Placetas, perteneciente a la vecina provincia de Villa Clara.

Por su parte, el nuevo parque solar fotovoltaico tiene una potencia instalada de 4,4 megawatts y constituye el primero que se concluye en el país con la tecnología de hincado de pilotes y el mayor de los 17 previstos a montar en suelo espirituano.

Construido en la zona de Neiva en algo más de cinco meses y valorado en más de 12 millones de pesos, el enclave se encuentra sincronizado desde hace poco más de diez días al SEN, periodo en el que ya ha entregado más 160 megawatts.

(Texto tomado de Granma)

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *