Menú

Mauricio Macri, ¿sordo y ciego?

Mauricio Macri, ¿sordo y ciego?

Por: Cristina Escobar

Mauricio Macri pretende ser sordo y ciego. Sí, no oye los cacerolazos que se escucharon hasta bien entrada la noche de ayer, y apaga el televisor para no ver las protestas y los enfrentamientos violentos.

En los mismos barrios en que hace unos meses gozaba de apoyo, ahora la gente salen a protestar porque intenta hacer el ajuste que tanto desea aprovechándose de los más débiles: los jubilados. Muchísimos argentinos se lanzaron a las calles.

No se metan con nuestros abuelos, afirman los manifestantes, disentimiento que terminó mal: 162 heridos.

¿Por qué las personas protestan? Desde el comienzo de su administración Macri intenta recortar el gasto público, que sigue siendo grande debido a los programas de apoyo a los más vulnerables que desarrollaron los dos gobiernos anteriores.

Macri ya se cansó de esperar, y promueve la reforma al sistema de pensiones, o previsional. Esta ha sido la causa de tanta protesta en la calle. En el sistema anterior, los aumentos a las pensiones eran semestrales. Lo primero que hizo Macri cuando ocupó la Casa Rosada fue modificar la manera en que se financia la Administración Nacional de la Seguridad Social, Macri los dejó con menos dinero, lo cual es coherente con esta reforma ahora, que prevé que en vez de tener un aumento del 12 por ciento en las pensiones, será del 5,7 por ciento.

Aumentar la ayuda que se les da a los jubilados no es un lujo en un país como Argentina, con una altísima inflación, y donde el valor del dinero fluctúa, más rápido que los salarios, por lo que si no suben las pensiones, poco a poco disminuye el valor de compra de esa austera pensión. Según los técnicos, estos cambios le ahorrarán al Estado unos 5.600 millones de dólares.

Y no es menos cierto que hoy en Argentina hay solo una persona trabajando por cada jubilado, cuando deberían ser tres, para que lo que recauden los que trabajan ahora, sirva para ayudar a los que trabajaron antes, pero de nuevo el alto nivel de trabajo informal juega su papel, porque muchos de los que trabajan no aportan.

El tema del envejecimiento, y de las jubilaciones es tarea pendiente en buena parte del mundo, es un problema sensible, y complejo de resolver.

Los gobiernos anteriores, con un enfoque más humano y menos numérico, sacaban de donde no había, o de otros lados del presupuesto del estado para poder ayudar a los más vulnerables, así fortalecieron el acceso a la tecnología en las escuelas, y ofrecieron ayudas a madres solteras, y familias de bajos ingresos.

Para Macri, que fue a escuela privada, de cuna rica, y que representa a los de su clase, nada de esto es prioridad… y ahora en las mismas calles donde se alegraban de su triunfo, hoy son reprimidos los que disienten de sus reformas, y Macri, en televisión, felicitó la labor de la policía que golpeó a diestra y siniestra en la calle. Hay quien dice que cada país merece al presidente que tiene…

Quizás usted coincida. De nuevo la incultura política, el creerse el cuento del super héroe salvador, jugó su papel. Ya no cabe lamentarse por lo que marcaron en la boleta, la realidad es que mientras la inflación crece, las pensiones se estancan, y el dinero del jubilado es cada vez menos, y el más débil es el que paga.

1 comentario

  1. Fito

    Las protestas nunca han cesado sin embargo el pueblo le dio un espaldarazo en las ultimas elecciones es lo unico que le importa a el.

    Responder

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *