Menú

Marielle Franco da Silva

Marielle Franco da Silva
Marielle Franco da Silva. Foto: TN.COM

Marielle Franco da Silva. Foto: TN.COM

Lugar de nacimiento: Río de Janeiro, Brasil
Fecha de nacimiento: 27 de julio de 1979
Fecha de fallecimiento: 14 de marzo del 2018 Ocupación al momento de su muerte: Socióloga y concejal de Río de Janeiro
Filiación política: Partido Socialismo y Libertad
Alma Mater: Universidad Católica PUC y Universidad Federal Fluminense (maestría)

«Otro homicidio de un joven que puede entrar a la cuenta de la Policía Militar. Matheus Melo estaba saliendo de la iglesia. ¿Cuántos más se van a necesitar para que esto acabe?» Ese fue el último mensaje a través de la red social Twitter de la concejala de Río de Janeiro, Marielle Franco, quien paradójicamente se convirtió en la siguiente víctima apenas 24 horas después.

Crítica de la intervención militar ordenada hace un mes por el presidente de facto, Michel Temer, la activista había salido de un acto de defensa por las mujeres negras y viajaba en un automóvil cuando comenzaron los disparos contra el vehículo.

De acuerdo con el diario brasileño O Globo, el objetivo era alcanzar a la concejal, quien recibió cinco disparos. En el siniestro falleció también el chofer, y solamente sobrevivió una asesora que la acompañaba.

El suceso causó conmoción en Brasil, al tratarse de una mujer respetada y admirada por los brasileños por ser defensora ferviente de causas sociales. Varias han sido las marchas y movilizaciones convocadas por partidos políticos y movimientos sociales bajo los gritos de «Luto e luta» (Luto se transforma en lucha), «Policía asesina, no nos va a hacer callar» o «Mujer guerrera que murió por el pueblo». En Argentina también se efectuaron manifestaciones.

Marielle Franco era mujer, joven, negra, de favela, sin embargo, logró hacer de todos esos elementos –discriminatorios aún para muchos– su motor de lucha, y desde todas las plataformas posibles se dedicó a elevar su voz contra el racismo, el machismo y los abusos cometidos por la policía en Río de Janeiro.

La activista nació y se crió en la Maré, uno de los complejos de favelas más violentos de Río; a los 18 años quedó embarazada y dejó los estudios, sin embargo, tiempo después asistió a clases nocturnas y gracias a una beca logró licenciarse en Sociología por la Universidad Católica PUC, una de las más prestigiosas del país. Además era máster en Administración pública por la Universidad Federal Fluminense.

Uno de los hechos que la marcaron en su juventud y que definió su posterior línea de trabajo fue la muerte de su mejor amiga debido a una bala perdida en la Maré; ello la llevó a trabajar en la denuncia de la violencia dentro de las favelas.

En el 2006 se convirtió en asistente parlamentaria de Marcelo Freixo, un diputado emblemático que combatía el terror infundado por las milicias en las favelas. Años después, Franco encabezaba la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos y Ciudadanía de la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro.

Al momento de su muerte, Franco integraba el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), y de la mano de esta plataforma política se convirtió en la quinta legisladora municipal más votada en el 2016.

Tanto la concejal como el PSOL eran uno de los mayores críticos de la intervención militar ordenada por Temer.

En ese contexto, Franco se convirtió en relatora de una comisión constituida en la cámara municipal de Río para informar sobre los posibles abusos cometidos por los militares en dicha intervención.

Logró ganarse el respeto y admiración con las ideas que impulsaba: la de una mayor presencia de mujeres, sobre todo de raza negra, en la política, la defensa de los derechos humanos y sus denuncias a los abusos cometidos bajo el pretexto de frenar la violencia en Río.

En el palacio de la Cámara Municipal, donde fueron velados los restos de la activista, las escalinatas estaban cubiertas por flores y pancartas.
Muchas han sido las organizaciones y personalidades mundiales que exigen a las autoridades brasileñas el esclarecimiento de este brutal hecho, al que califican como «asesinato político».

En medio de la investigación, donde se maneja la hipótesis de asesinato premeditado, trascendió que la munición que puso fin a la vida de Marielle Franco formaba parte de unos lotes vendidos a la Policía Federal de Brasilia en el 2006, hecho que abre otro debate y genera la pregunta: ¿fue la activista asesinada por fuerzas del orden?

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *