Los mayas sorprenden otra vez a los arqueólogos

La tecnología lídar permitió que los científicos descubrieran restos de ciudades mayas que estaban ocultas bajo la selva. Los resultados del estudio arrojaron luz sobre la historia de la región y atrajeron la atención de la comunidad científica.

La tecnología de laser permitió ‘eliminar’ la vegetación y descubrir estructuras arqueológicas mayas. Los investigadores estudiaron una zona de 2.100 kilómetros cuadrados y hallaron 60.000 objetos —calzadas, casas, terrazas, centros ceremoniales, canales de riego, fortificaciones y otras instalaciones—. Una de las revelaciones del estudio fue la localización de una nueva pirámide de 30 metros de altura.

Así los científicos se dieron cuenta de que el tamaño y el nivel de desarrollo de los asentamientos mayas en la zona se habían subestimado.

Los arqueólogos realizaron la presentación de los hallazgos durante una conferencia de prensa en el Palacio Nacional de la Cultura de Guatemala, en presencia del ministro de Cultura del país. Durante su intervención, uno de los investigadores, Marcello Canuto, subrayó la importancia del descubrimiento.Además, los arqueólogos concluyeron que la civilización —que alcanzó su punto máximo hace unos 1.200 años— podría equipararse a las de Grecia o China Antiguas.

Más que eso, el estudio sugiere que la zona estudiada era ocupada por 10 o 15 millones de habitantes, lo que representa una cifra mucho mayor que las de estimaciones anteriores.

“El uso del lídar representa un avance significativo en los estudios arqueológicos, comparable con el avance en la astronomía, causado por la aparición del telescopio Hubble (…) Necesitaríamos 100 años para procesar todos los datos y darnos cuenta con qué estamos tratando”, comenta Francisco Estrada-Belli.

Ruínas Mayas en Guatemala (archivo)
CC BY 2.0 / Mario Bollini / 2010-guate-DSC_20710 Descubren dos tumbas secretas debajo de pirámides mayas en Guatemala

Los resultados del estudio atrajeron la atención de la comunidad científica y de los periodistas. Así, algunos de los datos descubiertos formarán parte de una película documental que estrenará la cadena National Geographic.

Los medios locales destacan que la única manera anteriormente conocida de investigar los objetos de interés arqueológico, era la excavación, mientras que las nuevas tecnologías permiten explorar el territorio sin dañar los recursos forestales.

Los científicos admiten que la región resultó ser mucho más desarrollada de lo que se pensaba anteriormente. Ello se aplica tanto a la población de la zona, como a su complicada infraestructura y su cultura adelantada.

(Tomado de Sputnik)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *