Menú

López Obrador ya tiene lista la iniciativa de presupuesto para 2019

López Obrador ya tiene lista la iniciativa de presupuesto para 2019

Andrés Manuel López Obrador y su equipo han elaborado los presupuestos para el próximo año 2019, y lo han hecho apegados a las promesas electorales. Cuando se revisan las propuestas, es evidente que se cargó la mano a los programas sociales y proyectos de infraestructura, estos últimos con objetivos muy claros: crear bases para el desarrollo futuro y generar empleos, muy necesesarios en el México de hoy. Los diputados deben analizar el documento para posteriormente voltarlo y el nuevo presidente debe entonces anotarse una nueva victoria política cuando estos presupuestos sean aprobados. Ahora bien ¿Qué le permitirá esta victoria? ¿Qué elemento inclinará la balanza a su favor? Pues el hecho de que su organización política cuenta con una cómoda mayoría en el Congreso y esto le permitirá pasar su proyecto sin grandes transformaciones.

Esto no es un asunto menor, sino una lección aprendida a partir del drama vivido por la izquierda los últimos años en América Latina, es decir, no basta con ganar la presidencia, es necesario también tomar otras estructuras del poder para llevar adelante un proyecto político. Los referentes están a la vista y seguro López Obrador sacó sus cuentas, el golpe parlamentario contra Fernando Lugo, después la historia repetida con Dilma Rousseff, y otros tantos ejemplos de gobiernos, que sin ser derrocados, si naufragan casi paralizados porque una fuerza opositora controla el Congreso. Un ejemplo, afortunadamente sin este desenlace, ha sido Venezuela ¿Qué pasó cuando la derecha se hizo con el control de la Asamblea Nacional? ¿Se dedicó a gobernar y a impulsar el país hacia delante? En lo absoluto, sus esfuerzos estuvieron dirigidos a pasar factura a la Revolución Bolivariana y poco les interesó los problemas nacionales.

Pero más allá del caso López Obrador, de la agudeza que ha tenido de ver los errores de los demás ¿A qué punto quiero llegar? A que en medio de todo este drama reciente, en el cual tantos gobiernos de izquierda han caído, es obligación de las fuerzas progresistas aprender de los errores, de reflexionar, de recomponer fuerzas y de crear nuevas estrategias frente a un panorama futuro que podría sonreirle, y digo esto, en primer lugar, porque a la derecha no le ha ido bien en el poder, porque no tienen nada nuevo que ofrecer, porque han trinfudo través del discurso vacío, a través de la manipulación de emociones o frustraciones que la izquierda no supo canalizar, han llegado a través de un globo que en algún momento explotará y cuando explote no tendrá logros palapables que mostrar en su defensa como si lo tiene la izquierda. Que nadie dude que ese será el triste final de un personaje como Bolsonaro, por solo mencionar un caso.

Ya hay conclusiones claras y lecciones evidente, pero se debe aprender rápido porque las oportunidades de revancha no están lejos. Les pongo un solo ejemplo, en 2019 hay elecciones en Argentina; Cristina Fernández podría emerger como la candidata otra vez. Será el momento de ver si los que hoy sufren a Macri aprendieron la lección o corren el peligro de repetir la historia.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *