Menú

Las Terrazas: proyecto rural de desarrollo sostenible

Las Terrazas: proyecto rural de desarrollo sostenible

Ubicado en la porción oriental de la Sierra del Rosario, en la provincia de Artemisa, el proyecto conocido como “Las Terrazas” celebra este 2018 cinco décadas de existencia. Dicho territorio constituye un modelo de desarrollo rural sostenible para Cuba y el mundo.

Avanzada la mañana, la jornada de clases alcanza su mayor intensidad en la escuela “República Oriental del Uruguay”, en pleno corazón de Las Terrazas.  Como corresponde a un centro mixto, algunos estudiantes disfrutan de unos minutos de receso.

Otros reciben los elementos básicos de la educación cívica.

Y en un paraje cercano, un grupo de quinto grado asiste a una lección singular. Con el sendero por aula, y la tutoría de un especialista de la Estación Ecológica, aprenden a amar a la naturaleza.

Una comunidad de la joven provincia de Artemisa

Una comunidad de la joven provincia de Artemisa. Foto Cubadebate

Nadie podría imaginarlo ahora, pero el paraíso que es hoy Las Terrazas, fue alguna vez un infierno. Cinco décadas atrás estas montañas carecían de vegetación, expoliadas durante siglos de sus recursos maderables; y los lugareños padecían una pobreza brutal.

Llegó el año 1968, y bajo el liderazgo de Fidel Castro se inició el Plan de desarrollo integral Sierra del Rosario, que vendría a proveer de los servicios básicos a los habitantes del lomerío.

En ocho años se sembraron 7 millones de árboles, mediante el empleo de un sistema que daría al territorio su nombre. Las terrazas se construirían teniendo en cuenta las pendientes del terreno, para evitar la erosión de los suelos por el escurrimiento.

Mientras, en el valle intramontano crecía la comunidad, obra del arquitecto Osmany Cienfuegos, valorada por expertos como el conjunto urbano mejor integrado al paisaje circundante que se haya hecho en la era revolucionaria.

De todo ese conocimiento se nutren los más pequeños en plena jornada escolar.

La recuperación de los valores naturales en Las Terrazas, permitió introducir la actividad turística en los años noventa como medio para garantizar la sostenibilidad del proyecto en los años más duros de la crisis económica.

Hoy, es un sitio demandado por visitantes de las más diversas latitudes.

La Sierra del Rosario fue la primera Reserva de la Biosfera declarada por la UNESCO en Cuba, en 1985.

En su extremo oriental, Las Terrazas gestiona un proyecto de desarrollo rural sostenible, una nueva forma de pensar la relación entre los seres humanos y la naturaleza, que concita la admiración del mundo.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *