Menú

¿Qué hacen laboratorios secretos de EE.UU. en Asia?

¿Qué hacen laboratorios secretos de EE.UU. en Asia?

Un informe revelado por la cadena de noticias libanesa Al Mayadeen advierte que ciertos laboratorios secretos de Estados Unidos, en el centro de Asia, están modificando moscas y mosquitos genéticamente para propagar ‘virus mortales’ por todo el mundo.

Al mayadeen menciona la investigación realizada por la periodista búlgara Dilyana Gaytandzhieva, que cita a fuentes del Departamento estadounidense de Defensa (el Pentágono) y da a conocer que el Ejército de EE.UU. está violando la Convención de las Naciones Unidas sobre Armas Biológicas produciendo regularmente virus, bacterias y toxinas mortales, y exponiendo sistemáticamente a cientos de miles de personas a patógenos peligrosos y otras enfermedades incurables.

Los científicos, que utilizan la cobertura diplomática, trabajan en laboratorios del Pentágono en 25 países de todo el mundo. El financiamiento proviene de la Agencia de Reducción de Amenazas de Defensa y de un programa militar de unos 2,1 mil millones de dólares llamado Programa de Participación Biológica Cooperativa, que se encuentra en países de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) como Georgia y Ucrania, así como en Oriente Medio, el Sudeste Asiático y África.

Los documentos muestran que EE.UU. ha robado estas mortales bacterias de fábricas de armas biológicas en Irak. Otra parte del reporte de la periodista habla de los ensayos militares con insectos, en una especie de guerra biológica para transmitir enfermedades.

Asegura que el Pentágono ya ha realizado este tipo de experimentos en Georgia y Rusia. Recientemente el gobierno estadounidense levantó la prohibición que impedía a sus investigadores desarrollar enfermedades letales en probetas.

La medida fue acogida con disparidad de opiniones en el mundo científico, que se pregunta si vale la pena correr el riesgo de dejar suelto un virus letal aunque haya sido creado para salvar vidas.

En 2014, el Centro Lugar, en Georgia, fue equipado con instalaciones para experimentar con insectos y lanzó un proyecto titulado “Expandiendo el conocimiento sobre el cifrado de las moscas pequeñas en Georgia y el Cáucaso”, aunque el plan cubría un área geográfica más grande que la mencionada.

Como resultado, las moscas voladoras se diseminaron en Tiflis, la capital de Georgia, y en 24 horas había insectos mordedores en los baños de toda la ciudad, algo inaudito en este país. Desde el lanzamiento del plan del Pentágono hace cuatro años, las moscas de Georgia también se han visto en la República de Daguestán, en Rusia, observa la investigación.

También señala que Estados Unidos ha estado estudiando el virus Corona, que tiene como objetivo mejorar la capacidad de los “patógenos” para expandirlos e intensificarlos. Los científicos creen que los murciélagos que portan el virus Corona son los que están causando el síndrome respiratorio en Oriente Medio.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *