Menú

La sensibilidad y compasión que debe caracterizar al cubano

La sensibilidad y compasión que debe caracterizar al cubano

Hace apenas unos días, conocí en las redes sociales de un inhumano hecho protagonizado por un chofer en una ruta de ómnibus público de La Habana.

El conductor del vehículo se negó a abrirle la puerta trasera a una joven en silla de ruedas, a pesar de que los amigos de la discapacitada y otros pasajeros, le pidieron de favor que la dejara subir.

El chofer siempre alegó que la silla NO cabía por la puerta.

Ante el reclamo de todos, el chofer aceleró el ómnibus y se fue. Dejando así su INSENSIBILIDAD a una joven discapacitada en su silla de ruedas al borde de la acera

¿Cómo se habrá sentido esa muchacha?

Ud. seguro ha sido testigo de otras historias de horror y misterio, pero esta que le cuento se supo porque un hombre que le corre sangre por la venas e iba en el ómnibus, la denunció.

Escribió a Cubadebate, allí se publicó y enseguida otros medios digitales lo replicaron, entre ellos el nuestro. Entonces muchas personas sensibles comenzaron a pedir justicia desde las redes sociales.

Una vez concluido el proceso informarán la sanción aplicada

Tres días después, la Empresa Provincial de Transporte de La Habana, anunciaba que habían identificado al chofer, a quien le impusieron una Medida cautelar, y una vez concluido el proceso informarán la sanción aplicada.

Para evitar estas situaciones, debemos ayudar a todo el que lo necesite, no darle la espalda a los problemas y ser sencillamente mejores seres humanos, pero cuando suceden hechos así, hay que enfrentarlos, como ha ocurrido con este caso de insensibilidad hacia una joven discapacitada, que fue discriminada.

Está demostrado que los problemas se resuelven cuando los ciudadanos denuncian y presionan; los medios publican, y las instituciones, más que cuestionar lo que dice la prensa, asumen con vergüenza su responsabilidad.
Si ante muchas de las dificultades que padecemos, hubiese más sensibilidad, todos nos preocupáramos en buscar soluciones y siempre llegara la justicia, en vez de cerrar, estaríamos abriéndoles muchas puertas a los cubanos

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *