Menú

Para que La Habana siga siendo de todos los cubanos

Para que La Habana siga siendo de todos los cubanos

La situación del fondo habitacional de La Habana, es uno de los temas más complejos que enfrenta el gobierno de la capital, ante el marcado deterioro de edificios, muchos de ellos patrimoniales y la necesidad de rescatarlos, sus vecinos son reubicados en la medida de las nuevas inversiones.
La mayoría de los vecinos que habitaban este edificio en la avenida del puerto de La Habana, han sido reubicados en viviendas nuevas, muchos de ellos en proyectos que desarrolla la Oficina del Historiador para mejorar la situación de las comunidades. Un ejemplo es el de la conocida Manzana Sarrá.

También le son asignados nuevos departamentos a quienes vivían en comunidades de tránsito. Aquí se siguen copnstruyendo apartamentos, la calidad es un sello que distingue, según los inversionistas.
Los nuevos moradores están llamados a cuidar lo construido y su entorno, donde además está ubicado el recientemente inaugurado Centro de la Adolescente.
Aún cuando se está lejos de satisfacer las necesidades de quienes viven en La Habana antigua, proyectos como estos intentan devolver, poco a poco el esplendor que pide una ciudad a punto de cumplir 500 años.
Según funcionarios de la vivienda, alrededor del 50% del fondo habitacional de la Habana Vieja está deteriorado. Todo un reto para los inversionistas, no solo por la cantidad de edificios y locales para construir y reparar, sino también por la calidad y la belleza que exigen estos entornos y sus vecinos.

1 comentario

  1. José Luis Amador

    Sobre el comentario del deterioro de los edificios en La Habana, de Cuba Dice de ayer 3 de octubre en el NTV, de Thalía. Pienso que es bueno hacer notar que este problema cincuentenario de la no aplicación en el país de una forma sistemática y planificada del Mantenimiento Preventivo civil (no correctivo como tiene que hacerse ahora en estos edificios de La Habana), está asociado también al Mantenimiento Preventivo Planificado mecánico-eléctrico, el cual no es notado tanto por la población pero que sin embargo es tan peligroso como el otro. Cortocircuitos mal protegidos por falta de las protecciones de los cables eléctricos (los breakers) o por sustracciones de los mismos, puede producir un fuego de grandes proporciones en estos edificios altos. Un simple falso contacto en un panel eléctrico abandonado a su suerte puede producir también un calentamiento que puede originar un incendio. Y qué decir acerca de que debe existir una empresa especializada con mantenimientos preventivos de la parte mecánica y de la parte eléctrica de los ascensores. También las bombas de agua de elevación y sus paneles de protección y gobierno del arranque los motores, precisan de un mantenimiento eléctrico y mecánico de igual forma como si estos equipos fueran de una fábrica o centro de servicios, para que no se destruyan prematuramente, como ocurre en todos los edificios del país entero. Llevo unos 40 años abogando por la implementación del mantenimiento preventivo mecánico – eléctrico – civil. Siempre oídos sordos. Debemos priorizar muchas cosas, pero ésta para mí es lo primero. Desde que empezaron los aportes a la Constitución, llevo emitiendo criterios en todos los lugares que me es posible y por escrito, acerca de que debe haber artículos en la Constitución que se refieran al cuidado de los medios de producción estatales y no estatales del país, a través de normas y leyes rígidas que le pongan fin a esto y que se usen los ingenieros y obreros calificados necesarios para esto sin demora.

    Responder

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *