Menú

Educación de los adolescentes cubanos, misión de todos

Educación de los adolescentes cubanos, misión de todos

Desde hace días he reflexionado, intentando pensar si hacía este comentario o me lo guardaba para próximas batallas. Pero como soy madre de dos niños. Uno de ellos, de 17 años, ya me veo identificada por los caminos que andan y desandan hoy los adolescente cubanos. Y más que por los adolescentes por la permisibilidad de los padres, de las familiasy también de las instituciones que tienen la responsabilidad de atender a quienes se encuentran en estas edades. Para nadie es un secreto que criar a un hijo no es tarea fácil.  Criarlo inculcándole valores, preocupándonos por su escuela, qué hacen en sus momentos libres, a dónde van.  Con quién y hasta qué hora es permisible dejarlos salir. Creo que más que no ser fácil se necesita de tiempo, ese que a veces erróneamente los padres no dedican a sus hijos.

Los adolescentes andan de madrugada sin el conocimiento de los padres

Reflexiono sobre ello porque hace pocos días, por razones laborales, caminaba hasta nuestro departamento de cámara a las 4 de la madrugada y me llamó la atención un grupo de niños que a esa hora estaban en la misma esquina de 23 y L , aquí en la Capital.

Adolescentes de noche en el parque G del Vedado

Adolescentes de noche en el parque G del Vedado. Foto: Beatriz Verde Limón

Al verlos deduje que no llegaban a los 15 años, para aplacar mi curiosidad me paré en medio del grupo y le pregunté a cada uno de ellos su edad.

Todos oscilaban entre los 12 y los 15 años. Sí usted escuchó bien, niños entre 12 y 15 años a las 4 de la madrugada en la calle.

En ese momento me dijo Y los padres de esos niños?. Pueden dormir con tranquilidad? Dónde queda el papel y cuidado de la familia?  Unos culpan a la situación económica que puedan tener, otros a las horas de trabajo.

Para mantenerlos y darle los gustos todos tienen que sacrificarse”. Dicen muchos.  Lo cierto es que el tiempo nos pasa la cuenta y la formación de los hijos empieza en los hogares.

Claro que es elemental el papel social y formador de escuelas e instituciones culturales. Otro ejemplo: este 4 de abril en la escuela primaria “15 de Junio”, del municipio.

Esta era la coreografía montada para celebrar el día en una actividad político cultural. Pregunto ¿es esta la formación que queremos en nuestros niños?

¿Son esas manifestaciones infantiles las que pululan hoy? Los estilos de crianza marcan las primeras relaciones de los niños con sus padres.

Es importante la sincronía entre las necesidades del hijo y de los padres, si ésta no es adecuada se produce un desajuste en las interacciones y como consecuencia la aparición de trastornos en el desarrollo.

Prioridad es la interacción del niño y sus padres en la primera etapa de la vida para la construcción de la mente humana.

Un camino que decide el futuro de nuestros hijos. Seguiré insistiendo en que debemos trabajar para que la formación de nuestros niños y jóvenes cuente con la responsabilidad de padres pero también de la sociedad en sentido general.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *