Menú

La contribución territorial para el desarrollo local

La contribución territorial para el desarrollo local

Recientemente conocimos por un reporte del periódico Granma que un gobierno local pagó indebidamente una cifra millonaria a un trabajador por cuenta propia para acciones constructivas, el dato motivó al análisis acerca de un concepto muy manejado hoy: La contribución territorial para el desarrollo local.

Lo establecido es que los ingresos recaudados por este concepto se destinen al financiamiento de actividades para garantizar el desarrollo territorial sostenible, a través de la gestión de los consejos de la Administración municipal.

En la práctica, todo el que realice una actividad económica deberá tributar al municipio.

Se gravan los ingresos por la comercialización de bienes o prestación de servicios.

La aplicación de este tributo se realizó de manera gradual desde el 2013 y hasta hoy continua su perfeccionamiento. Para que se tenga una idea, en 2018, datos oficiales marcan la contribución del desarrollo local en más de MIL 200 millones de pesos.

Ejemplos hay muchos acerca de su utilización, la capital por ejemplo, empleó el 70 por ciento de la contribución en la reparación de unidades del comercio y la gastronomía, ciertamente, con un gran impacto social, pero vale preguntarse si es viable utilizar éste recurso en unidades del sistema empresarial, Camagüey destinó, sin embargo, gran parte a la reparación de círculos infantiles y casas de abuelos, excelente alternativa y muy a tono con las prioridades del país en temas demográficos.

El concepto fundamental aquí sería el equilibrio, recordemos que muchas obras sociales se respaldan desde el presupuesto del estado.

La contribución territorial, entonces, deberá constituir una fuente  para financiar proyectos de desarrollo local que generen nuevos ingresos y empleos, es el caso por ejemplo de la producción local de materiales  de la construcción o las mini industrias, en el sector alimentario.

Contar con este recurso financiero es, a mi juicio, un punto a favor de la gestión de los consejos de administración en los municipios.

Fortalece su autonomía y permite ver los beneficios a corto plazo, además de mejorar la vida de los habitantes de cada territorio.

Su utilización adecuada no es, ni puede ser cuestión de azar y volvemos aquí al ejemplo del principio donde un gobierno local pagó, una cifra calificada en aquel reporte de prensa como improcedente y excesiva.

Y he aquí un punto vital y que es justamente el primer paso del control y la fiscalización: las decisiones de dónde colocar el dinero, dónde es más importante su uso, deben ser colegiadas y aprobadas por las asambleas municipales y empleadas también para solucionar planteamientos de la población que son muchos, y que en su gran mayoría, llevan años sin respuesta.

Lograrlo es hacer, que la contribución verdaderamente aporte al desarrollo local…El Próximo viernes volveremos con otro tema de la economía nacional, hasta entonces, Gracias y Buenas noches.

1 comentario

  1. Pucho

    Correcto el articulo, es una clase sobre el uso de este tipo de contribución. Solo difiero con el enfoque dado al primer párrafo. El mismo está incompleto, y en vez de contribuir positivamente al logro del
    Objetivo No. 48 de la Primera Conferencia del PCC “Fortalecer el trabajo político e ideológico con quienes desempeñan diversas modalidades de gestión económica no estatal y combatir los prejuicios existentes en torno a ellos”, lo que hace es contribuir a esos prejuicios. Incompleto porque lo negativo de ese pago realizado, es que se hizo contra un trabajo que no fue concluido, o sea sin calidad, de lo cual hemos adolecido en años de entidades estatales constructoras, porque el Hospital Ameijeras, la remodelacion del teatro Hubert de Blank, los edificios de la esquina de tejas y por ultimo el Melia Cohiba, todos desastres constructivos, que superaron muchas veces las cifras previstas de construcción, por cierto millonarias. Eso es lo negativo, en cuanto al resto no. La normativa vigente no impide el pago de cifras millonarias a ningún tipo de forma de gestión, máxime cuando los precios de pactan por acuerdo, y la tasa de cambio para las formas de propiedad privada es CUC 1 = 24 CUP. POR CIERTO, ERA EN UNA OBRA SOCIAL, QUE DATA DE LOS JUEGOS PANAMERICANOS DE LA HABANA. Y lo más lamentable, es que este párrafo fue lo primero que escucharon los televidentes en el noticiero estelar, con audiencia nacional.

    Responder

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *