Menú

La constancia, una cualidad que debe distinguir al Comercio y la Gastronomía

La constancia, una cualidad que debe distinguir al Comercio y la Gastronomía

Con gran esfuerzo los gobiernos locales dan vitalidad a instalaciones de servicios del Comercio y la Gastronomía. Sin embargo, lo que empieza muy bien, no siempre tiene “fijador”.

La falta de constancia afecta a muchos de estos lugares que tienen gran afluencia de público

Con las posibilidades de arrendamiento, creación de cooperativas no agropecuarias y obtención de licencias para el trabajo por cuenta propia, se abrieron nuevas puertas y se diversificaron los servicios gastronómicos en cuanto a calidad y variedad de la ofertas. El sector estatal se ha visto obligado a entrar en una competencia en la cual solo los mejores ganan.

Según explica Maribel Cabanas, directora provincial de Gastronomía, desde 2016 la Dirección de Comercio y Gastronomía en La Habana comenzó un amplio programa de reanimación en la infraestructura de sus instalaciones.

«Hasta el momento se han rehabilitado 102 unidades, en las cuales, además de las labores constructivas, se han incrementado las propuestas y se ha fortalecido el servicio con el fin de complacer al cliente, y situar a los establecimientos estatales dentro de su preferencia.

La reanimación abarca toda la red de la capital, desde pequeñas cafeterías de comida ligera hasta grandes restaurantes, así como la prestación de servicios en funerarias, hospitales y escuelas. «Hemos priorizado las necesidades de las comunidades en los diferentes municipios y los programas de ayuda social, entre los que destaca el Sistema de Atención a la Familia (SAF)», explicó Cabanas.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *