Menú

Juan Manuel Márquez: el segundo Jefe de la expedición del Granma

Juan Manuel Márquez: el segundo Jefe de la expedición del Granma

No abandonó la pluma ni en los momentos más difíciles de su corta vida, fue el periodismo su herramienta más útil en la lucha contra la dictadura que le segó la vida el 15 de diciembre de 1956.
El siguiente material nos acerca a la vida de Juan Manuel Márquez, quien se desempeñara como segundo jefe de la expedición del Granma.

Segundo al mando en la expedición del Granma

Juan Manuel Márquez

La tarde del 7 de junio de 1955, en la clínica donde estaba hospitalizado, Juan Manuel Márquez recibe la visita de Fidel Castro. Cuentan testigos de este hecho que Fidel, después de condenar el hecho e intercambiar impresiones con los presentes, pidió que le dejaran hablar a solas con Juan Manuel. Pleno fue el entendimiento entre los dos revolucionarios. Tanto, que el 12 de junio, al crearse la “Dirección Nacional del Movimiento Revolucionario 26 de Julio”, Juan Manuel Márquez es nombrado como segundo jefe de la organización.

Juan Manuel, inmerso en la misión de recaudar fondos para adquirir armas y equipos de guerra, trabaja intensamente con los emigrados. También, junto a Fidel, participa en la búsqueda y selección de los lugares para el alojamiento y el entrenamiento de los futuros expedicionarios. Sus múltiples ocupaciones como segundo jefe, no le impiden participar activamente en el riguroso entrenamiento militar al que se someten todos.

Entre los días 21 y 23 de julio de 1956, a causa de una delación, la policía federal mexicana realiza un operativo para detener a Fidel Castro. Los agentes policiales allanan casi todas las casas que guardaban armas. Solo Juan Manuel Márquez, Raúl Castro y Héctor Almada logran escapar de la redada Los planes para la expedición se aceleran, aunque aún los revolucionarios han de enfrentar serios obstáculos antes de que el Granma pueda zarpar de Tuxpan para cumplir la palabra empeñada. Juan Manuel exclama: “¡Qué difícil se hace para nosotros ir a morir por Cuba!”

El 2 de diciembre de 1956, el Granma toca suelo cubano. Los 82 expedicionarios, exhaustos por la larga travesía y el mal tiempo, tienen ante sí las dificultades del desembarco en una zona de pantanos y manglares. Resulta muy difícil la marcha para llegar a la tierra firme. Al hacerse el recuento del personal, faltan Juan Manuel Márquez y otros siete revolucionarios. Ellos se reúnen con el resto de la expedición dos días después.

Su muerte

Juan Manuel convenció a Fidel de que debían retirarse y comenzaron a marcharse paralelamente hacia un monte que había cerca. Se tiraba cinco o seis metros, a partir de ese momento y luego de haber disparado todas sus balas para cubrir la retirada de sus compañeros, el segundo al mando deambula por inhóspitos parajes acosado por el hambre y la sed. Juan Manuel no logra hallar el camino hacia la Sierra Maestra. Perseguido con saña por las huestes del dictador, Juan Manuel Márquez es detectado y asesinado el 15 de diciembre de 1956.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *