Otra historia de la Habana restaurada

Dos nuevas edificaciones fueron reconstruidas en La Habana Vieja, a semejanza de las mismas que existieron siglos atrás. Muchos de sus detalles son originales y han sido restaurados para el disfrute de todos.

Funcionan hoy como puertas de bienvenida, pero una vez fueron algo más que esto. Hoy permanecen totalmente abiertos, pero solían tener rejas y celadores. Son los Pórticos de la Habana Vieja, los mismos que siglos atrás delimitaron el tránsito citadino de la actividad comercial del puerto.

Son exactamente dos: el de la Plaza de San Francisco y el de la calle O´relly, muy cercano al templete.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *