Menú

Gira de Rex Tillerson por América Latina

Gira de Rex Tillerson por América Latina
Por: Diana Valido

Hay quien dice  que  los propósitos   de la gira que comenzó  este jueves  el secretario de estado Rex Tillerson  por Latinoamérica es ocupar  mayores espacios antes que China y  Rusia se hagan  más presentes en nuestra región.

Esa podría ser una mirada, pero la realidad es que el ojo del amo engorda al caballo, y aunque  Estados Unidos no sea el amo ni nuestra región su caballo, ellos consideran que  somos una extensión de tierra a la cual tienen derecho.

México, Argentina, Perú, Colombia y Jamaica, son los países escogidos, pero el objetivo de esta gira es un país que no forma parte del periplo, Venezuela, y así lo dejó claro el secretario de estado  en un discurso que ofreció en la universidad de Texas cuando expresó que  el ejército de Venezuela debería ser agente de cambio, lease por agente de cambio, golpe de estado para provocar un cambio de poder en esa nación.

Además declaró que el presidente Nicolás Maduro debería seguir la constitución, algo que nunca ha dejado de hacer, aunque Estados  Unidos  no reconozca la Asamblea Constituyente y llegó a decir en tono de broma que si Maduro no resulta vencedor en los próximos comicios, siempre  tiene la opción de ir a Cuba para descansar en una casa en la playa.

Claramente Estados Unidos seguirá presionando con sanciones a Venezuela, seguirá cercando económicamente y para eso es esta gira; busca eco en estos países, que con excepción de Jamaica, el resto son miembros del grupo de Lima, una organización que rechazó el anuncio de elecciones presidenciales en Venezuela, en una total muestra de injerencia.

La política estadounidense hacia Cuba también fue parte de su discurso previo a la gira, siguiendo  las declaraciones  del presidente Trump, reafirmó que están  dispuestos a ayudar al pueblo de Cuba, pero no reconoció que es Estados Unidos quien cortó los acercamientos en todos los ámbitos, sacó a su personal de la embajada y puso en pausa los vínculos diplomáticos entre ambos países.

Entonces,  aunque Tillerson toque temas  particulares en cada país que visite, el objetivo es Venezuela y el mecanismo es el de siempre; convencer a los vecinos, rodear al supuesto enemigo, preparar el escenario para que luego el crimen parezca un puro acto de bondad, pero los venezolanos han roto sus pronósticos.

Por tanto no debería ser tan optimista sobre su gira y en todo caso,  puede aprovechar el viaje y visitar una playa cubana, como le sugirió a Maduro, así de paso se hace su propia opinión de la Isla y quizás  le haga llegar a Trump una historia diferente que nos ahorre  más tiempo de bloqueo innecesario.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *