Gilberto Santa Rosa tomó La Habana a golpe de canciones

El debut del “Caballero de la Salsa” en tierras cubanas se consumó por todo lo alto el lunes en la noche con un concierto gratuito de cierre en La Habana que superó las expectativas y puso a gozar a decenas de miles de cubanos, quienes abarrotaron el Malecón capitalino para ver a uno de los mayores ídolos de la historia de la salsa.

Por dos horas el salsero boricua deleitó a sus fanáticos, incluyendo al presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, con un recorrido por sus más grandes éxitos y un coqueteo con sus mejores boleros, los cuales fueron cantados a capela por la multitud.

Clásicos cubanos integraron el repertorio del Caballero de la Salsa

No faltaron los clásicos cubanos de su repertorio, en una jornada en la cual entregó 20 canciones a un público que desde tempranas horas de la tarde comenzó a alienarse para ocupar las primeras filas frente a la tarima.

Contrario a lo que ocurrió en Varadero el sábado, en el concierto inicial de su primera visita a Cuba, el sonido se comportó a la altura y los habaneros abarrotaron el Malecón, aprovechando que la presentación era gratuita. reseña el Nuevo Día.com.

La presentación fue transmitida a todo el país por el canal En Clave, en alta definición.

El concierto arrancó con el tema “Déjate querer” y luego Santa Rosa lanzó el primer guiño al pueblo cubano, al cantar “Un montón de estrellas”, uno de los temas más queridos en Cuba, de la autoría del fenecido cantautor Polo Montañez.

El público ya estaba enganchado, por lo que al entregar los números “Conciencia” y “Yo no te pido”, la dinámica de la noche se había cuajado.

“Saludos a esta bendita, que me recibió con el cariño de un hermano que llega. No tengo palabras para expresar el agradecimiento. He vivido una gran experiencia en esta isla, gracias”, dijo Santa Rosa en sus primeras palabras a los habaneros.

Un comentario sobre “Gilberto Santa Rosa tomó La Habana a golpe de canciones

  • el 17 julio, 2018 a las 9:07 am
    Permalink

    Realmente una clase magistral, derroche de elegancia en todos los sentidos. Ojalá las nuevas generaciones de músicos hayan aprendido de este maestro, aunque no es menos cierto que tenemos muchísimos maestros cubanos que también hacen gala de estos dotes. Agradecida eternamente por haberlo trasmitido en vivo es mi salsero internacional preferido. Lo adoro.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *