¿Qué prefieren los cubanos, frío o calor?

¿Qué prefieren los cubanos, frío o calor? Cuba vive en este enero un invierno muy particular. Las bajas temperaturas de este mes provocan opiniones encontradas entre la población, las cuales recogió la periodista Gisela García Rivero.

 

¿Frío o calor? Durante varios días en Cuba las temperaturas han permanecido bajas

Después de un final de diciembre fresco, el 2018 se ha estrenado con un cambio de tiempo marcado por el incremento de los nublados, algunas lluvias y un descenso de temperaturas. De lunes para martes, como fue previsto por el Instituto de Meteorología, arribó al país el frente frío número cinco de la temporada de invierno.

La nubosidad asociada a la irrupción de una nueva masa de aire procedente del Ártico abarcaba ayer casi todo el golfo de México, mientras que el frente avanzaba sobre la mitad occidental de Cuba. En las provincias orientales prevalecían nubes altas.

Amigo lector, este período invernal pudiera no ser efímero. Según el licenciado Adrián Miró González, especialista del Centro Nacional de Pronósticos del INSMET, las temperaturas seguirán siendo frías en la mayor parte del archipiélago, al menos, hasta el sábado.

Apuntó el meteorólogo que “para la región occidental se pronostican valores máximos de solo 22-23 °C en los próximos días. El termómetro marcará unos 24-25 °C en las provincias centrales, hasta 27 °C en el oriente. En cuanto a las mínimas, esperamos de 10 a 13 °C en occidente y centro, incluso serán inferiores a 10 °C en algunas localidades montañosas e interiores, principalmente durante el 5 y 6 de enero.”

El Canal del Tiempo (The Weather Channel) ha adelantado que la tormenta Grayson esparcirá nieve y hielo desde la zona septentrional de Florida hacia Nueva Inglaterra hasta el jueves, a medida que un sistema de baja presión grande y poderoso se intensifique fuera, y no tan lejos, de la costa este de Estados Unidos.

El mismo se formará con rapidez desde hoy por las inmediaciones de Bahamas y la península de la Florida, y se agrandará notablemente mientras se mueva al nordeste rumbo al litoral atlántico de Canadá. Provocará vientos de 120 km/h y olas que alcanzarían los 10 y 15 metros de altura bien al norte de las islas Bermudas.

Según el experto Bob Henson, cuando el aire gélido y la energía de niveles superiores se extienden sobre las cálidas aguas de la corriente del Golfo, la baja presión superficial en desarrollo pudiera calificar para la “bombogénesis” siempre que se profundice, como mínimo, a 24 milibares en 24 horas.

El frío que se ha apoderado de la mayor parte de Norteamérica al comenzar el año se ha vuelto mortal. Funcionarios estadounidenses optaron por cerrar las escuelas en varios estados el martes, ya que la ocurrencia de bajas temperaturas generó preocupaciones sobre la seguridad de los estudiantes.

Se cree que al menos ocho muertes fueron causadas por el invierno extremo, según Associated Press. Dos cuerpos que muestran signos de hipotermia fueron descubiertos el domingo en Milwaukee, Wisconsin.

En Sioux City, Iowa, la temperatura cayó a -24 °C el domingo y el lunes, siendo la más fría en la ciudad desde el 23 de diciembre de 1989.

(Con información de Cubadebate)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *