Playas v.s indisciplina social

El verano y la disciplina social en las playas

Llegó el verano y con él las vacaciones de niños, jóvenes. Nada mejor que disfrutar de un chapuzón en la playa, río o piscina.  Son meses para disfrutar.

El entorno natural sufre la inconciencia de mucho

Pero son también  meses en los que el entorno natural sufre la inconciencia de mucho. Sobre todo las playas.  La indisciplina social pulala en este período vacacional.

Ejemplo de ello es el irrespeto de quienes visitan los balnearios y dejan tiradoscuantos desechos va dejando su recreación. Las causas son diversas:  la falta de cestos donde se puedan verter los desperdicios,  la incompetente recogida de basura en colectores ubicados alrededor de la playa, entre otros factores.

Todo puede ser un pretexto para que muchos dejen suciedad y no piensen en cuánto daño causa eso al medioambiente, cuánto daño hace a esas mismas playas que hoy disfrutamos y que mañana podemos dejar de tener por la inconciencia de unos cuantos.

Las campañas medioambientales son cada día más claras para concientizar

Las campañas medioambientales son cada día más claras para concientizar a todos sobre la importancia de proteger, para dejarnos saber todo lo que afecta el cambio climático y la insensibilidad medioambiental.

Muchos se escudan en la responsabilidad gubernamental, dicen: es que no ponen cestos suficientes o la recogida es pésima por comunales. Yo aun cuando puedo estar de acuerdo con el argumento de la ineficiencia de comunales, creo que el cuidado de las playas, del medio ambiente, nos toca a todos y si depende de que usted sea capaz de recoger sus desechos en una bolsa y botarlos cuando encuentre lugar, pues hágalo.

De nada valen títulos universitarios, buenos modales, nivel cultural si estando en la playa o en cualquier otro lugar usted es de los que bota sin miramientos ni vergüenza cualquier desecho donde mejor le plazca.  Únase a los que hacemos de la cartera, la moto, el carro o simplemente los bolsillos nuestro cesto ambulante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *