¿Enfermos de ruido?

Enormes bocinas con música estridente para todo el vecindario. Personas que vociferan en las calles o en sus propias casas, el tráfico de las avenidas y hasta el zumbido constante de los transformadores de una subestación eléctrica emplazada –de forma incorrecta- en medio de edificios de vivienda.

Se trata de realidades cotidianas en Cuba y también en otros países. Si bien hablamos de problemas serios de educación formal y respeto, lo cierto es que además, resultan una amenaza invisible para la salud humana.

Según la Organización Mundial de la Salud, el ruido es cualquier sonido superior a los 65 decibeles. Para que tenga una idea, el secador de pelo genera precisamente esa cantidad, el tráfico de vehículos 80 decibeles, las obras constructivas, 110 y las discotecas 115 decibeles. ¡Y a todo este ruido estamos expuestos en nuestro día a día!

No es de extrañar entonces que la OMS avizore, para 2050, novecientos millones de personas con sordera en todo el mundo. Otro dato alarmante es que los jóvenes son muy vulnerables debido, en primer lugar, al uso inadecuado de dispositivos para escuchar música.

Junto a la pérdida auditiva, la llamada contaminación acústica incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares, problemas psicológicos, insomnio, dolores de cabeza y provoca un desarrollo cognitivo más lento en la población infantil.

insomnio
La interrupción abrupta del sueño a causa de ruidos genera estrés y cambios de humor. Foto: Internet

Las alteraciones del sueño son también un problema grave. El ruido que nos despierta genera cansancio, trastornos del comportamiento y estrés. Aquí NO vale ser de los que “duermen como una piedra”. Aun si usted es de esas personas, las respuestas cardiovasculares a los ruidos fuertes ocurrirán, esté consciente o no.

A largo plazo, es posible padecer tinnitus o acúfeno, o sea, la precepción de un sonido anormal sin que exista un estímulo externo que lo provoque.

¿Zumbidos en el oído? Consulte a u médico. Puede padecer tinnitus.
¿Zumbidos en el oído? Consulte a su médico. Puede padecer tinnitus. Foto: Internet

Hasta aquí sólo hemos hablado del impacto en los seres humanos, pero habría que pensar también que el caos sonoro amenaza a la fauna. Ese es el caso de las aves que dependen de escuchar sus trinos para el cortejo o para alertar ante la presencia de un depredador.

Silencio, por favor

Si es un hecho que el ruido contamina y enferma, ¿qué hacer entonces? Aunque es un fenómeno difícil de controlar totalmente, a nivel internacional se habla ya de tener en cuenta la llamada huella acústica de industrias y aeropuertos, por ejemplo. Por supuesto, los trabajadores expuestos a sonidos enervantes deben cumplir las normas de protección y en lo personal, es aconsejable que evitemos la exposición voluntaria a más decibeles de los que nuestro organismo asimila.

A nivel de país, urge fortalecer las medidas que ayuden a vivir en un ambiente libre de ruido. Ante este reclamo de salud no debe ser opción ni para autoridades ni para ciudadanos, hacer oídos sordos.

Un comentario sobre “¿Enfermos de ruido?

  • el 21 mayo, 2018 a las 12:24 pm
    Permalink

    Quieren saber donde hay mucho, mucho ruido, visiten calle 100 esq B, Altahabana, Boyeros, es terrible, la indisciplina de los choferes, pitando por todo, hasta para saludarse, la mala mecánica de los autos, las bocinas de los camiones y hasta de máquinas, los sistemas de frenos de los camiones, en fin de todo, hay para hacer varios programas. Saludos y gracias.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *